•   Carolina del Norte, Estados Unidos  |
  •  |
  •  |
  • EFE

La polémica surgida en torno al comportamiento poco deportivo del mariscal de campo de los Panthers de Carolina, Cam Newton, con los periodistas al concluir el partido del Super Bowl 50, sigue en plena vigencia después que el entrenador en jefe Ron Rivera defendiese la actitud del jugador.

Mientras los periodistas han criticado la actitud mal educada, antiprofesional y prepotente de Newton, que les respondió con frases cortas, sin sentido, antes de irse de forma brusca, Rivera argumentó que "no le gustaba perder".

Los Panthers perdieron el domingo por 24-10 ante los Broncos de Denver.

"Algo sobre Cam que creo que mucha gente tiene que entender es que odia perder, en verdad lo odia", declaró Rivera durante una entrevista con NBC Sports. "Creo que aprenderá y madurará con esta situación y volverá más fuerte el próximo año".

Rivera también rechazó las críticas hacia Newton por el balón suelto en el último cuarto, por no tratar de hacer más en la recuperación como hubiera sido el tirarse y luchar por recuperarlo.

"Creo que estaba viendo hacia dónde rebotaba", valoró Rivera. "Cuando los jugadores se lanzaron por él, él trató de voltear y lanzarse sobre el balón. Cuando veo las circunstancias en las que estaba, no tengo problema con eso, creo que hizo lo correcto".

Rivera dijo que no era el momento de críticas sino el de trabajar al máximo de cara a recuperar el ánimo dentro del equipo y hacer que la próxima temporada vuelvan en plenitud.

Por su parte, Newton, que la noche anterior al Super Bowl 50 había sido nombrado Jugador Más Valioso (MVP) de la NFL, defendió la manera en que se comportó al admitir que es un "mal perdedor", pero que no piensa cambiar su manera de ser para agradarle a alguien.

Newton no había hablado con la prensa en sus cuatro temporadas previas en el día que los jugadores vacían sus casilleros, pero se sintió obligado a hablar este martes luego de la crítica hacia él. A medida que hablaba, sus compañeros lo rodeaban, gritando "amamos a Cam".

"Ya no tengo más lágrimas que llorar", sentenció Newton, de 26 años, que había reivindicado ser el mejor mariscal de la NFL, pero que no le daban el crédito que se merecía por ser afroamericano, reiteró que todo seguiría igual con su personalidad y manera de ser.

"Esta es una gran liga conmigo o sin mí. Soy yo mismo. Lo dije desde el primer día. Soy quien soy. Sé de lo que soy capaz y sé hacia dónde voy. No tengo que complacer a nadie que quiera que haga algo. No soy esa persona", reiteró Newton.

El pasador estelar de los Panthers también se defendió por no lanzarse para tratar de recuperar su balón suelto en el último cuarto que eventualmente fue recuperado por los Broncos.

"No perdimos el partido por ese balón suelto. Puedo decirles eso", sentenció Newton.

El equipo de Denver anotó un 'touchdown' con el corredor C.J.Anderson para poner el partido fuera de alcance de los Panthers que habían llegado como grandes favoritos.

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus