•   Managua, Nicaragua.  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

Aún sin el brazo derecho de Zack Greinke, un fulgurante ganador de 19 juegos por solo 3 derrotas, con 1.66 en efectividad, combinación de cifras solo posible de ser conseguida en las tumbas de los faraones, los Dodgers de Los Ángeles, que no estarán dirigidos por Don Mattingly, quien los llevó a los play offs en tres temporadas consecutivas, vuelven a ser considerados favoritos para ganar el banderín del lado Oeste en la Liga Nacional, por encima de Gigantes y los Cascabeles, aunque quizás, no por ocho juegos de ventaja como el año pasado.

Ese es el reto de Dave Roberts, el nuevo timonel, a quien le hubiera gustado tener a mano al violento tirador zurdo cubano Aroldis Chapman, salvador de 33 o más juegos, con más de 100 ponches, durante cuatro temporadas seguidas trabajando para los Rojos de Cincinnati. Juntar a Chapman con Kenley Jensen, garante de 36 rescates en el 2015, proporcionaba a Roberts un factor de seguridad en los cierres de juego, solo comparable con el que tienen estructuras como el puente Golden Gate.

La gran intriga

¿Se puede ir más allá de las 92 victorias logradas en el 2015 sin el aporte de Greinke, el pitcher que todos querían conseguir en el mercado de agentes libres, pretensión que sí tienen los Cascabeles de Arizona, alejados 18 juegos de los Dodgers y 10 de los Gigantes, al incorporarlo como líder de la rotación? El beisbol nunca ha sido matemática pura. Cuando aquellos Rojos adquirieron a Tom Seaver después de ganar la Serie Mundial de 1976, por seis años, todos nos apresuramos a sumarle 20 triunfos por temporada a “La Máquina”, pero no fue así, ganando apenas dos veces la división sin ganar título de liga. 

  • 92 victorias lograron los Dodgers en la temporada del 2015 en Grandes Ligas.

Sin más lamentos después de perder a Greinke, los Dodgers han incorporado tres brazos: el zurdo Scott Kazmir, el japonés Kenta Maeda –ojo con él según los analistas– y Joe Blanton. Serán claves dos tiradores que regresan de cirugías: el zurdo Hyun Jin Ryu y el derecho Brandon McCarty, en tanto hay expectativas con Brett Anderson y los prospectos Julio Urías y Frankie Montas. Por supuesto, lo esencial es que Clayton Kershaw vuelva a elevarse encima de las 20 victorias, confirmando ser el mejor pitcher del juego. Pienso que eso será un hecho. 

Necesitarán más pólvora

Ofensivamente los Dodgers fueron el equipo más jonronero de la Liga Nacional con 187, uno más que los Rockies, pero su average fue de .250, robando 59 bases. Retener a Howie Kendrick para alternarse con Chase Utley en segunda fue una buena gestión; sin embargo, la parte izquierda, short y tercera, abre disputas con Corey Seager tomando el guante de Jimmy Rollins, en tanto la rodilla averiada de Justin Turner podría mover a Utley a la antesala, con Adrián González en primera. El mexicano fue el artillero más destructivo en el 2015 con 28 jonrones y 90 remolques.

En los bosques, Andre Ethier por la izquierda, Joc Pederson en el centro y el discutido Yasiel Puig por la derecha son confiables, agregando a Carl Crawford y Scott Van Slyke, listos para ser útiles. Estos Dodgers no serán muy productivos al ataque, y sin Greinke y Chapman en la colina, con el estado físico de varios brazos en duda, y esperando ver qué ofrece Maeda, podrían sangrar pese al favoritismo de los analistas.

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus