•   Managua, Nicaragua.  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

Pasó el primer día de entrenamiento y Wilton López no llegó. Se pensó, entonces, que al segundo sí llegaría, pero no lo hizo. Era extraño, pues su nombre aparecía en la lista de los 44 convocados a la Preselección de Nicaragua que se prepara en el Estadio Nacional Denis Martínez, con miras al Preclásico Mundial que se realizará en Mexicali, México, del 17 al 20 de marzo próximo.

Consultado al respecto tras el entrenamiento de ayer, el mánager Marvin Benard dijo que desconocía por qué López no se había presentado a los entrenamientos; sin embargo, en horas de la tarde el presidente de la Federación Nicaragüense de Beisbol Asociada (Feniba), Nemesio Porras, afirmó que el exjugador de Grandes Ligas con los Astros de Houston y Rockies de Colorado se comunicó con Benard una vez concluidas las prácticas, justificando que no se había presentado a los entrenamientos por “problemas familiares”, pero que a partir de hoy se integraría a la preselección.  

“¡No me impresionen!”

En el segundo día de entrenamiento y el primero en el que los lanzadores harían bullpen, el dominicano Nelson Cruz, entrenador de pitcheo, se presentó al campo de juego dispuesto a no dejarse impresionar por nadie. Por eso, desde el principio les advirtió a sus pupilos: “¡No traten de impresionarme! ¡No me impresionen con su velocidad! Hoy (ayer) vamos a trabajar los comandos, no a tirar duro”. 

Con esa afirmación con tono de irrevocable, los tiradores empezaron un entrenamiento más fuerte que el del día anterior. La sesión de ayer incluyó un corto trabajo de bullpen, en el que los lanzadores hicieron 20 pitcheos, en su mayoría rectas, utilizando nada más el 75% del total de su velocidad.

“También trabajamos el tema de la posición a la hora de hacer los lanzamientos. Les dije que la separación entre los pies debe ser más corta y que deben evitar muchos movimientos con la cabeza”, refirió Cruz, quien el próximo sábado, por asuntos de su trabajo con los Padres de San Diego, viajará a República Dominicana y regresará hasta el ocho de marzo. Durante ese tiempo, Cairo Murillo se hará cargo de los lanzadores, ejecutando un plan previamente elaborado por Cruz.

Ve talento en Loáisiga 

Dos días de entrenamiento le han permitido a Nelson Cruz contemplar las habilidades particulares de los lanzadores y aunque considera que todos son “interesantes”, hay un jovencito en el que ve mucho potencial. 

“Ese muchacho (señalando a Jonathan Loáisiga) me llamó la atención: tiene talento, lanza una recta con movimiento que es muy buena, tiene buen brazo”, confesó, sin descartar la posibilidad de que el Preclásico Mundial sea la vitrina en la que los Padres de San Diego, organización en la que trabaja como coach de pitcheo en Ligas Menores, se fije en el muchacho nicaragüense, quien tras sufrir una lesión fue dejado en libertad por los Gigantes de San Francisco.

Benard y sus bateadores

El entrenamiento de ayer, Benard lo consideró propicio para enseñar a los bateadores cómo pararse en el cajón de bateo. Uno a uno los peloteros nicas desfilaron ante los lanzamientos de su mánager, quien les daba instrucciones de cómo colocar los pies ante determinado lanzamiento.

También trabajó el tema de la comunicación en los infielders a la hora de buscar un batazo elevado dentro del cuadro. Asimismo, se practicó cómo actuar ante una jugada de toque. Fue un día más intenso que el primero y en el que los muchachos se presentaron dispuestos a trabajar.

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus