•   Managua, Nicaragua.  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

El Sevilla se clasificó para la final de la Copa del Rey al empatar 2-2 en Vigo ante el Celta, después de ganar 4-0 en la ida, este jueves en un partido disputado en Balaídos marcado por la fuerte lluvia, y jugará por el título ante el Barcelona.

Por los locales marcó un doblete el delantero Iago Aspas (35 y 55), que dejó al Celta a dos goles de igualar la eliminatoria. Pero el argentino Ever Banega (57) y el ucraniano Yevhen Konoplyanka (87) empataron el duelo y dieron el pase al actual campeón de la Europa League.

La final de la Copa del Rey se disputará el próximo 21 de mayo en un estadio aún por determinar.

Ayer el Celta salió dispuesto a buscar la gesta ante su público. Ya en los prolegómenos del duelo la afición del equipo gallego recibió al autobús de los jugadores con un ambiente propio de las grandes citas. 

Bajo un aguacero, en el campo los hombres dirigidos por el argentino Eduardo Berizzo se lanzaron al ataque nada más al comenzar el partido.  Tras una primera media hora en la que el Sevilla sujetó bien el ímpetu de los locales, el Celta encontró el camino.

  • 21 de mayo se enfrentarán Barcelona y Sevilla en la final de la Copa del Rey, en un estadio por definir.

En el 36, Aspas apareció en el segundo palo para empujar hacia la red un centro del chileno Fabián Orellana.

Al comienzo de la segunda parte los celestes redoblaron esfuerzos y encerraron al Sevilla en su área. 

Primero Aspas remató fuera con toda la portería libre, pero a continuación se redimió de su error y marcó a placer tras un mal despeje del arquero Sergio Rico, muy inseguro a causa de la lluvia.

Banega remata

Con 2-0 y más de 30 minutos por disputarse parecía que la remontada de los locales era posible. Pero dos minutos más tarde llegó el jarro de agua fría, cuando Banega condujo un balón en la frontal del área y disparó con potencia batiendo a Rubén Blanco.

El Celta no se dio por vencido e incluso dispuso de un penal cometido por Sergio Rico a John Guidetti. El sueco, hiperactivo durante todo el duelo, disparó al poste y la afición que llenó Balaídos empezó a perder la esperanza.

Casi con el tiempo marcado el Sevilla logró el empate tras una internada de Vitolo, que finalizó en un remate de primeras de Konoplyanka.

Tras dos títulos consecutivos de la Europa League (2014 y 2015), los sevillanos desafiarán al Barcelona por la Copa del Rey.

El miércoles se clasificó el equipo azulgrana, vigente campeón, tras empatar 1-1 en Mestalla ante el Valencia, un duelo descafeinado tras haber goleado 7-0 en la ida en el Camp Nou.

Este empate lleva al equipo azulgrana a superar el récord de imbatibilidad del Barcelona de Pep Guardiola, con 28 partidos sin perder. Los jugadores dirigidos por Luis Enrique suman 29 esta campaña.

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus