•  |
  •  |
  • Edición Impresa

Es impresionante la danza de los Goliats. Esos tipos que se elevan dos metros sobre el piso haciendo rechinar sus dientes y crujir su musculatura, provocan asombro con el manejo de su destreza, incluyendo la capacidad de resorteo y alarde de recuperación. Moviéndose con rapidez, violencia y precisión, volverán a ofrecer hoy un show fantasioso durante el  65 Juego de Estrellas de la NBA, evento solo interrumpido en 1999, por una huelga que recortó la temporada a 50 juegos.

NO MÁS EL GRANDIOSO KOBE

Será el último Juego de Estrellas para al “as” de largo tiempo, Kobe Bryant, símbolo de los Lakers, todavía en su tour de despedida haciendo rugir las diferentes canchas, anotador de 81 puntos en un juego hace diez años, el 22 de enero del 2006, la segunda más grande cifra detrás de los 100 conseguidos por ese “monstruo” del canasteo que fue Wilt Chamberlain, en una época sin tiros de tres puntos.

Un ganador de cuatro títulos Más Valioso en estos clásicos, Kobe, apoyándose en el factor emotivo, fue el más votado por encima de Curry y James con un total de 1,891,614, fabulosa cifra. Los tres fueron los únicos que superaron la barrera del millón. Para Kobe será su aparición número 18 en estos duelos, iniciando en 16 de ellos. Solo Karem Abdul Jabbar está adelante con 19 presencias.Lebron  James.

TEMBLARÁ EL PLANETA

¿Qué puede esperarse en cañoneo esta noche en Toronto? Si en el juego previo entre equipos integrados por jóvenes figuras el viernes, Estados Unidos derrotó 157-154 al Resto del Mundo, con una gran actuación de Zach Lavine, el rey de las clavadas, se espera “algo más” cuando los fenómenos del tabloncillo estén apretando los gatillos de sus pistolas tan frenéticamente como lo hacía Doc Holliday en el viejo oeste. En el 2015, en Nueva York, los del Oeste se impusieron 163-158, un marcador récord.

Con tantos canasteros implacables en acción, se espera que además de ese total, la marca de 42 puntos en poder del fantástico Wilt Chamberlain desde 1962, pueda ser atacada con posibilidades de ser tumbada. Consideren que el año pasado, Russell Westbrook, el incontrolable de Oklahoma, marcó 27 puntos en la primera mitad exhibiendo una puntería de apache, finalizando con 41, a solo un punto de la marca envejecida y hasta hoy resistente de Chamberlain.

 

SOLO UNA INTERRUPCIÓN

La única vez que un Juego de Estrellas de la NBA ha registrado entrada superior a las 100,000 personas fue en el 2010 en Dallas. Recordemos que cada arena de la NBA permite alrededor de 20,000 y 22,000 aficionados en las tribunas. Otro detalle es que ningún equipo, ni siquiera los Warriors de Golden State, casi invencibles con 48 victorias y solo 4 reveses, ha podido colocar a cuatro de sus hombres en el All Star, hecho resonante que solo ha ocurrido 8 veces en el historial de la competición.

La Conferencia del Este, ahora la menos fuerte, está en ventaja 37-27 en estos enfrentamientos. Será la primera vez en que Tim Duncan y Dirk Nowitzki estarán ausentes en la constelación de estrellas que dirigirán Greg Popovich de los Spurs, reyes del Oeste, y Tyron Lue de los Cavaliers, líderes en el Este. ¿Listos para la danza de los Goliats? Abrochen sus cinturones.

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus