•  |
  •  |
  • Edición Impresa

Con una transfusión de sangre joven, los Cachorros de Chicago se abrieron paso a la postemporada después de terminar en el tercer lugar de la mejor división del beisbol, el Centro de la Liga Nacional, con 97 victorias, cifra que les hubiera garantizado el liderazgo en cualquiera de las otras cinco zonas de las Mayores. ¿Se les puede exigir algo más? Borrar esa desventaja de tres juegos que los separó de los líderes Cardenales, y dejar atrás también a los Piratas que los superaron por un juego.Jake Arrieta se ha consolidado como un “as” monticular de los Cubs.

Quitarle a los de San Luis vía agencia libre al veterano tirador derecho John Lackey, reciente ganador de 13 juegos, y al guardabosques de 25 años Jason Heyward, en crecimiento después de 160 hits, 13 jonrones, 60 remolques y 23 robos, fortalece a los Cachorros, y cura en buena medida la herida provocada por la pérdida de Dexter Flower, de 29 años, un bateador de 149 imparables con 17 vuelacercas, 46 empujadas y 20 robos.

 

HAY SUFICIENTE PÓLVORA

El cañoneo de los Cachorros mete miedo. El novato del año 2015, Kris Bryant --de 23 años-- está para más de sus 154 hits, 26 cuadrangulares y 99 empujadas; se espera que Anthony Rizzo, su bateador más explosivo con 31 jonrones y 101 impulsadas, continúe ese ritmo; en tanto Kyle Schwarber, de 22 años, quien disparó 16 jonrones y empujó 43 carreras en solo 69 juegos, pueda elevarse considerablemente en cifras siendo titular desde el arranque. Ojo con los bates de Jorge Soler y de los recién llegados Heyward y Ben Zobrist, con el aporte de Adison Russell, de 21 años, quien cubrirá el campocorto como lo hizo en la postemporada, quien descargó 13 jonrones y remolcó más de 50 carreras.

La salida de Fernando Rodney, sacado de Seattle para la recta final, mantiene a Héctor Rondón, quien salvó 30 juegos, como el cerrador, dejando pendiente la utilidad que puede proporcionar el adquirido Adam Warren, un preparador y quizás un abridor ocasional. El bullpen podría ser “el talón” de Maddon, pese a contar con Pedro Strop y Travis Cahill, con Travis Wood a la vista.

CONSISTENTE LA ROTACIÓN

Con la llegada de Lackey a la rotación de abridores, Maddon, que confía en una recuperación del zurdo Jon Lester, aproximándose a las 20 victorias, se ve satisfecho. Lo mostrado por Jake Arrieta, sobre todo con esa efectividad de 1.77 en 229 entradas, hace pensar que volverá a ser un ganador de 20 y se mantendrá como líder. Agreguen a Jason Hammel y Kyle Hendrick, diagnosticados como seguros ganadores de 10 o más juegos, y tengan en mano cinco brazos confiables. Alguien lesionado y entrará Warren.

Miguel Montero estará detrás del plato y posiblemente Javier Báez funcione como designado en los juegos que se realicen en campos de la Liga Americana. Báez sería también un excelente reemplazo en el infield, pensando pelearle a Zobrist la titularidad en segunda base. Así que un equipo en crecimiento podría hacer realidad tumbar esa “maldición” que lo mantiene fuera de la Serie Mundial desde 1908.  El año pasado, eliminando a los Cardenales se acercaron, pero fueron barridos por los Mets en la serie por el banderín de la Liga Nacional.

Quizás no necesiten volver a ganar 97 juegos para avanzar a los play offs.

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus