•  |
  •  |
  • Edición Impresa

La UNAN-Managua desaprovechó una ventaja de dos goles a falta de media hora para que acabara el partido y terminó cediendo un empate a las Águilas de León ayer, en el encuentro de ida de la final del torneo de Apertura de la Primera División Femenina.

Las universitarias comenzaron dominando las acciones, haciéndose con el esférico y llegando con mayor claridad al área rival. Aprovechando que las leonesas no se habían asentado, las académicas se mandaron al frente en busca de un gol tempranero y lo encontraron por la vía del penal, el cual convirtió Wendy Flores (10 minutos).

Con la ventaja en el marcador, la UNAN continúo proponiendo un mejor juego, aunque las acciones de cara al marco fueron escasas por ambas partes. Pasada la media hora, las Águilas apretaron y disputaron mayormente el balón en el centro del campo.

Antes de irse al descanso las leonas pudieron empatar el marcador, luego que la atacante Sandra Massiel rematara de cabeza un balón centrado desde el costado izquierdo, exigiendo a la guardameta académica Betania Aburto, quien a mano cambiada mandó el esférico a tiro de esquina.

Ventaja insuficiente

En la segunda parte, el equipo occidental saltó al campo más conectado y dispuesto a buscar el empate, sin embargo, en medio de la buena dinámica de conducción del balón, una pérdida en el medio campo le permitió a Sheyla Flores pisar la frontal del área grande y sacar un remate potente que acabó en el fondo de las redes (50’) y establecía el 2-0 parcial, que hasta ese momento era lapidario.

Lejos de amedrentarse, las visitantes se armaron de valor y arriesgaron adelantando líneas. Las universitarias se tiraron a defender la ventaja y cedieron la iniciativa a las Águilas, que encontraron la recompensa del gol desde los once pasos, tras una mano en el área de una zaguera local y Sandra Massiel transformó el penal en gol (60’) para el 2-1.

Ese gol fue como un estímulo para las leonesas, que le inyectaron mayor ritmo al juego en la segunda parte. A un cuarto de hora para que acabaran las acciones, el equipo visitante volvió a llegar con peligro a la cabaña de la UNAN y aprovecharon un córner para clavarles el gol del empate, por medio de Heydi Alonso, quien remató ante la floja marca defensiva de las académicas.

El empate fue la recompensa del esfuerzo y sacrificio de las Águilas, que el próximo domingo recibirán en condición de local a las universitarias, para el partido de vuelta que definirá al campeón del Apertura. 

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus