•  |
  •  |
  • Edición Impresa

Su presencia es muy atractiva en Río de Janeiro. El español David Ferrer, Nº6 del mundo, habló en la previa a su debut en el ATP 500 de esa ciudad y dijo que no lo obsesiona el brote de virus del zika que sufre actualmente Brasil.
Ferrer afirmó, en rueda de prensa, que el zika “no es muy importante” para los hombres, aunque sí supone un riesgo “para las mujeres embarazadas”.

“Hemos hablado con los jugadores locales y no se le da bastante importancia. Queda mucho por investigar. No me he parado mucho a pensarlo. Nos han dicho que han tomado muchas medidas para que no haya mosquitos en el torneo”, expresó el finalista de Roland Garros en 2013.

Relajado

El defensor del título logrado en Río en 2015 contó algo más de lo que dialogó con los dueños de casa. “Nos dijeron que nos pongamos pantalones largos en el comienzo de la noche, cuando salen los mosquitos, y también por la mañana. Tampoco me obsesiono”, comentó.

El aguerrido jugador español aseguró que, desde su llegada a Brasil, este domingo, no salió del hotel. Dijo que no tiene previsto hacer “nada especial” para prevenirse del zika, aunque admitió que es “imposible” ponerse remera manga larga con el clima cálido y húmedo del verano de Río de Janeiro. El debut de Ferrer está previsto para el martes, frente al chileno Nicolás Jarry (493º), que llegó al cuadro principal gracias a una invitación de la organización.

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus