•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

Rendición de cuentas por la suma de 750,000 dólares que habría recibido en dos tandas por parte de FIFA, en concepto de los “resultados financieros satisfactorios obtenidos en el período del 2011-2014” y una bonificación por los “resultados financieros de la C opa Mundial de Brasil”, solicitan a la Federación Nicaragüense de Futbol (Fenifut) los miembros destituidos de esa institución hace dos semanas.

Mario Senqui, José Cecilio Gámez y José Blandino, que fungían como representantes de las asociaciones departamentales de Jinotega, León y Masaya, respectivamente, se disponen a exponer una serie de “irregularidades” que, aseguran, estaría cometiendo el regente de la Fenifut, Jacinto Reyes Gatica, a quien apoyaron durante su candidatura para presidir esa federación y quien ahora los aisló de la institución.

Una semana después de que el secretario general de Fenifut, Ildefonso Agurcia, ambientara las presuntas causas por las que fueron destituidos de sus cargos los tres dirigentes señalados, Senqui, Gámez y Blandino desmienten la versión de Agurcia Perrott y, en cambio, indican que se trata de “un aislamiento para no destapar las irregularidades que cometen dentro la institución”.

“Nosotros quisimos lavar los trapos sucios dentro (de Fenifut), por eso no hicimos ningún escándalo. Le solicitamos una auditoría externa a Jacinto y me dijo: No hagamos auditoría y hacemos una carta compromiso nosotros cuatro y gobernamos Fenifut entre nosotros. Desde ahí supe que las cosas andaban mal”, manifestó Senqui, uno de los “cuatro” personajes de los que aparentemente se refería Gatica. Los otros serían Gámez y Blandino.

Mientras la prestigiosa firma Asesoría Proyectos Supervisión y Auditoria (APSA) realiza un escrutinio a la institución rectora del futbol en Nicaragua, los miembros expulsados exigen que en la documentación que revisa la auditora se reflejen los 250,000 dólares y 500,000 dólares que FIFA otorgó para programas de desarrollo del futbol a nivel nacional.

“Ese dinero no está reflejado en el informe de cuentas que ellos presentan. Dónde está (el dinero), queremos que se diga eso. Entre otras cosas, falta que muestren los comprobantes de dos pagos por el mantenimiento del Estadio Nacional de Futbol y la cancelación al exentrenador de la Selección Nacional”, pide Senqui, quien estima que asciende a unos 80,000 dólares lo que Fenifut canceló a Enrique Llena por rescindir de sus servicios como timonel de la Azul y Blanco.

José Cecilio Gámez, que apoyó la candidatura de Reyes Gatica para presidir Fenifut, amenaza con demostrar que la gestión del presidente de la federación es incorrecta. “Yo juré que sería ojo y oído de la transparencia de Fenifut. Se lo dije desde que comenzó su campaña y una vez que asumió lo ratifiqué, pero las cosas cambiaron y él prefirió sacarnos, esto estaba planificado. No he cambiado de parecer y vamos a descubrir lo que está haciendo”, dijo.

Agotan instancias

Los resultados que arroje la auditoría de APSA es una de las esperanzas que albergan los exdirigentes, aunque no están satisfechos con el procedimiento de la auditoría, considerando que, según ellos, solo cuentan con los documentos que Reyes Gatica quiere que se vean.

“Le solicitamos al presidente de Fenifut que los auditores hicieran un trabajo de campo. Que fueran a las empresas que giraron cheques para pedir comprobantes y corroborar las cifras de ventas de entradas a los partidos de futbol, las sumas por los patrocinios y otros detalles, pero no quisieron. Ellos reflejan en sus actas lo que quieren. Esperamos que APSA conserve su prestigio”, aseveró Senqui.

A la lista de destituidos se suma la figura de Luis Andrés Zelaya Osegueda, quien fungía como presidente de auditoría interna de Fenifut y quien en principio se encargaría de realizar la revisión de cuentas. “Dos veces me hicieron llegar a la federación, una vez que yo había solicitado el material didáctico para realizar la auditoría y jugaron conmigo. No me dieron nada y jamás me permitieron revisar”, manifestó Osegueda.

El secretario general de Fenifut, Idelfonso Agurcia, compareció ante los medios de comunicación la semana pasada y en su discurso expresó tajantemente: “Si Jacinto Reyes sale pegado, se va. Quien salga pegado se va”. Su declaración, improvisada o no, tendrá su efecto una vez que finalice la auditoría a la que es sometida Fenifut.

Jacinto riposta

 “Yo he sido franco todo el tiempo, ellos hablan de corrupción, pero nosotros estamos haciendo la auditoría que ellos mismos pidieron. Nosotros no podemos dar versión sobre el dinero del que ellos hablan, hasta que la auditoría haya terminado. Como persona me siento limpio, ellos lo que hacen es injurias y calumnias. No nació de mí despedirlos”, declaro Reyes Gatica.

"Nosotros no podemos dar versión sobre el dinero del que ellos hablan, hasta que la auditoría haya terminado”. Jacinto Reyes Gatica,  presidente de Fenifut.

“Estoy seguro que el general Javier Maynard, Mario Senqui, Blandino y Cecilio Gámez son los que están organizando las asociaciones departamentales ilegales, para hacer una desestabilización del futbol y poner a Maynard de presidente. Al hacer eso, las municipales pidieron destituirlos”, aseveró sobre las causas por las que habrían sido relegados de sus funciones.

“Nosotros hemos estado en giras con nuestra selección por Centroamérica, a la selección femenina le hemos dado un seguimiento importante y al resto de categorías. Ellos hablan sin pensar, creen que los avances que ha dado el futbol nacional es de la nada. Además tenemos reservas (de dinero) para las necesidades que surgen”, refirió el federado.

El regente de Fenifut aseveró que no teme a las acciones que tomen los funcionarios expulsados y una vez que acabe la auditoría, será el momento indicado para demostrar que no ha manchado sus manos y que con pruebas contundentes expondrá una serie de anomalías que han cometido los exdirigentes.

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus