•  |
  •  |
  • Edición Impresa

El Barcelona logró en El Molinón la victoria que esperaba para cobrar una significativa ventaja, de 6 y 7 puntos sobre Atlético y Real Madrid, pero sin ensañarse con los suplentes del Sporting, que no obstante dieron la cara e incluso marcaron un gol mediada la primera parte.

Luis Enrique puso de inicio un equipo mucho más reconocible que Abelardo, que solo sacó a dos jugadores que fueron titulares en la pasada jornada ante el Rayo Vallecano, porque para los gijoneses el partido verdaderamente importante es el del sábado en el campo del Betis.

El dominio del conjunto azulgrana fue total porque hay pocos clubes que puedan discutirle el balón y además el Sporting no iba ni siquiera a intentarlo porque lo  suyo es el robo y la contra.

El dominio de los catalanes era por momentos tan agobiante que todos sus jugadores, a excepción de Claudio Bravo estaban en el medio campo del Sporting, que lo único que hacía era defenderse y perder el balón al segundo pase en cuanto lo robaba.

Messi supera los 300

En el minuto 20, Cuéllar sacó un balón a Luis Suárez que se plantó solo ante él tras un gran pase de Neymar  y, apenas cuatro minutos después, el Barcelona se adelantó en el marcador con un gol de Messi, el 300 en su cuenta como azulgrana, con un gran disparo desde el borde del área.

La respuesta sportinguista fue, no obstante, meritoria y, tan solo dos minutos después, el equipo de Abelardo sorprendió con una contra perfecta concluyó con un pase de Álex Menéndez al segundo palo, donde apareció Carlos Castro para batir a Claudio Bravo en medio de la algarabía del abarrotado Molinón.

Pero el Barcelona tampoco tardó mucho en desequilibrar de nuevo el marcador con un nuevo gol de Messi, a pase de Luis Suárez, que provocó la protesta de la afición local, que consideró que hubo fuera de juego en el comienzo de la jugada.

En el minuto 57, el público reclamó un posible penalti de Turán sobre Halilovic, protestas que se recrudecieron cuando tres minutos después el árbitro sí señaló uno bastante claro de Cuéllar sobre Neymar, que lanzó sin éxito Luis Suárez, cuyo disparo fue rechazado por Cuéllar.

Sin embargo, minutos después, el propio Luis Suárez dejó muestras de la calidad que atesora y se sacó un disparo con rosca que tras pegar en un palo se coló en la portería local.

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus