•  |
  •  |
  • Edición Impresa

Fue un partido de fogueo singular el que sostuvieron ayer la Preselección Nacional y los Dantos. No importó tanto el número de carreras, incluso, la pizarra ni siquiera funcionó. Poco importaba quién ganara o quién perdiera. El enfoque estuvo puesto en la técnica mostrada ante cada jugada, en la cantidad y colocación de los lanzamientos de los pítcheres y en el funcionamiento de los bateadores con corredores en base.  Lo aprendido y mejorado durante los entrenamientos de más de una semana ayer se puso en marcha. Se acabaron las palabras, empezaron las obras.

El manager de la Preselección Nacional, el exjugador de los Gigantes de San Francisco Marvin Benard, aseguró sentirse “contento” con el trabajo realizado ayer por sus muchachos, pues el combinado nacional “lució bien” en su primer partido de fogueo, aunque afirmó que será necesario mejorar en algunos aspectos como mantener la concentración en las jugadas claves y a la hora de estar a la ofensiva no desaprovechar a los corredores sobre las bases porque representan carreras necesarias para construir una victoria.

“Una debilidad encontrada fue que los muchachos no logran conectar imparables con corredores sobre las bases, y cuando las almohadillas están vacías sí lo hacen. Eso es algo que debemos mejorar. Sin embargo, se mostraron bien a la hora de ejecutar los toques y de realizar jugadas de Squeeze Play”, afirmó Benard.

Lanzadores controlados

Con relación a los lanzadores, el manager del combinado nica manifestó que se trabajó el tema de la localización de los lanzamientos. “Les pedí que dominaran a los bateadores solamente lanzando rectas. Les dije que nada de usar lanzamientos rompientes o en curva, que procuraran colocar sus envíos, que trataran de mantenerse controlados”, comentó el expelotero de las Grandes Ligas, que además ratificó lo bien que lucieron sus pupilos.

En el encuentro de ayer que se extendió a siete innings, los pistoleros de la Preselección que vieron acción ante la artillería de los Dantos fueron Berman Espinoza, Fidencio Flores, Douglas Solís y José Luis Sáenz, cada uno lanzó un promedio de 30 a 35 lanzamientos.

De acuerdo con Cairo Murillo,  coach de pitcheo de la Preselección durante la ausencia del dominicano Nelson Cruz, dijo que “los muchachos estuvieron muy bien, sobre todo porque se mostraron controlados y atacando constantemente la zona de strike”.

Con los lanzadores también se trabajó el tema de la presión a la hora de tener corredores circulando en las bases. “Cada vez que ellos (Dantos) venían a batear, colocaban jugadores sobre las bases. Eso nos sirvió para ver la actitud de los pítcheres en ese tipo de circunstancias”, afirmó Benard.

Tras el choque de ayer, el combinado nica tendrá hoy un juego interescuadra, en el que verán acción los lanzadores que no participaron en el partido contra los Dantos. De acuerdo con Benard, lo presentado por los peloteros en estos dos encuentros más lo que puedan mostrar en los partidos de fogueo contra la Preselección de Panamá, determinarán la calidad alcanzada por el combinado nacional y quiénes se quedarán en la lista definitiva, que según lo dicho por Nemesio Porras, presidente de la Federación Nicaragüense de Beisbol Asociada (Feniba), será presentada tras el viaje a Panamá, que será del 3 al 8 de marzo.

Ciertamente los Dantos, que se han armado espectacularmente para el Campeonato Germán Pomares, no son comparados  ni con la selección de México, ni con la de República Checa y tampoco con la de Alemania, pero el partido de ayer sirvió para que los preseleccionados nicas mostraran que tienen ganas de hacer las cosas bien y de fajarse con todo para lograr la clasificación al Clásico Mundial.

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus