•   Managua, Nicaragua.  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

Entre las tumbas de los faraones, a la orilla de la que guarda los restos de Tutankamon, quien fue enterrado con joyas y riquezas, se encuentran los 72 triunfos de los Bulls de Chicago en la temporada 95-96, una cifra récord que llegó a ser considerada inalcanzable, y que hoy, 20 años después, está siendo perseguida rabiosamente por estos asombrosos Warriors de Golden State.

Jordan cree que pueden 

¿Qué tan factible se ve una arremetida del equipo jefeado por Stephen Curry, posible líder anotador y posible Más Valioso, títulos conseguidos por aquel fabuloso Michael Jordan, en la fantástica campaña de los Bulls? Es el propio Jordan quien ha considerado muy probable el establecimiento de una nueva marca. El genio se ha mostrado genuinamente impresionado por el accionar de estos Warriors, que el año pasado registraron 67 triunfos y que en esta campaña están ligeramente adelante en ritmo.

  • 72 triunfos cosecharon los Bulls de Chicago en la temporada 95-96.

Cuando los Warriors inesperadamente perdieron dos de tres juegos con Nuggets de Denver y Pistons de Detroit el 13 y el 15 de enero, saltamos de las butacas frente a ese flaqueo. El equipo impactante que despegó como el Concorde ganando 24 juegos consecutivos, estaba doblando las rodillas súbitamente. Ver al equipo de Golden State con 4 reveses a esa altura, hizo pensar que no podrían arremeter contra la marca de los Bulls. Quizás podrían convertirse en apenas el segundo equipo de 70 triunfos en la historia de la NBA, aunque quedándose cortos respecto al tesoro.

Rápido resurgimiento

Sin embargo, su racha de cinco victorias deshilachando a los Cavaliers, Bulls, Pacers, a los temibles Spurs, y vengándose de los Mavericks de Dallas, que los derrotaron el 30 de diciembre. Al ver eso, las posibilidades fueron galvanizadas. Los Warriors continuaron con seis triunfos más para un balance de 48-4 con 30 pendientes, entre ellos tres con los Spurs de San Antonio, sus perseguidores en la Conferencia Oeste, superados el jueves por los Clippers de Chris Paul, al reanudarse la campaña después del Juego de Estrellas. Precisamente los Warriors se fajarán con los Clippers esta noche en Los Angeles en un duelo altamente peligroso, pese a que no tendrán enfrente al lastimado Blake Griffin, una auténtica fiera. Esta es la etapa de mayor presión en lo referente a la persecución del récord, en vista que el otro objetivo, el liderato del Oeste, parece estar bajo llave con esa diferencia de cinco juegos, y porque los Spurs son más propensos a flaquear por su veteranía ante la exigencia física del cierre de campaña.

Al impulso de Curry

El factor clave, por supuesto es Stephen Curry, capaz de terminar encima de los 30 puntos de promedio como lo hizo Jordan en aquella temporada histórica, aunque no se puede subestimar el estupendo acompañamiento que tiene con Thompson, Harrison Barnes, Draymond Green, Andrew Bogut, Andre Iguodala y Leandro Barbosa. Una tropa que admite comparaciones con aquellos Bulls, haciendo impredecible un duelo entre ellos. La búsqueda del tesoro, como el de Barbanegra o Moctezuma, es lo más atractivo en la recta final de la NBA. Ganar 72 juegos no es para estos impetuosos Warriors un reto a lo imposible, pero sí una misión tan exigente como mover una montaña.

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus