•   Managua, Nicaragua.  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

La puerta de la reivindicación se abrió y el equipo que entró fue el Walter Ferretti, conjunto que con una pincelada del Uruguayo Bernardo Laureiro logró imponerse 0-1 ante los Caciques del Diriangén, que no pudieron evitar su segunda derrota de forma consecutiva. Se reivindicó el Walter Ferretti, volvió a decepcionar el Diriangén. 

El primer tiempo fue en blanco y negro, carente de emociones y falto de llegadas peligrosas. Ni el Walter Ferretti ni los Caciques del Diriangén lograban cruzar la puerta de la reivindicación. No hubo jugadas individuales que desequilibraran la defensiva del rival. Mucho menos que se haya escuchado el grito de gol. 

Fue hasta pasados los primeros veinte minutos que se dio la primera jugada de peligro por parte de los Caciques. Lo hizo Juan Carlos Narváez a través de un disparo potente de tiro libre que el portero capitalino, Denis Espinoza, logró sacar lanzándose oportunamente hacia su lado derecho. Pocos minutos después los rojinegros probaron de la misma manera, pero el uruguayo Bernardo Laureiro estrelló el balón en la barrera.

Tras esas dos jugadas, el partido siguió su tono apagado, necesitado de agresividad en cuanto a la búsqueda del gol. Tres minutos antes del final del primer tiempo llegó el único disparo de peligro por el Ferretti. Luego no hubo nada más. Pitó el árbitro anunciando el final de un primer tiempo nada interesante.

Mantienen el ritmo

Como que si ambos equipo se había propuesto hacer un segundo tiempo peor que el primero,  iniciaron la segunda parte del juego cometiendo tantas faltas que hasta llegaron a darse roces entre los jugadores de ambos clubes.

Aparte de eso, nada fue distinto con relación a los primeros 45 minutos. Siguió el festival de pases inconclusos y de toques sin sentido. Mientras en las porterías los arqueros Espinoza y Justo Llorente permanecían sumergidos en la inactividad.

Por fin el gol

Se mantuvo la igualdad a cero hasta que en el minuto 68 Raúl Leguías envió un pase preciso a Bernardo Laureiro, quien bajó la pelota dentro del área con la pierna izquierda y con ella misma  golpeó la esférica haciéndola pasar por encima del portero quien fue limitado a ver cómo la pelota se hospedaba en su cabaña. Por fin apareció el gol, por fin un destello de buen futbol.

Heridos, pero con el tiempo necesario para marcar su primer gol, se pensó  que los Caciques buscarían incansablemente el empate. Lo intentaron, lograron adueñarse del balón, pero no pudieron concretar y evitar así su segunda derrota consecutiva.

Otros resultados

La jornada siete del Torneo Clausura del Campeonato Nacional de Primera División 2015-2016 también dejó el empate a dos goles entre el Managua FC  y el Juventus FC. De igual manera, el equipo de la UNAN-Managua igualó a cero con el Club Deportivo Ocotal. Además, el Chinandega se impuso tres goles por uno al Real Madriz y el “Tren del Norte” goleó tres a cero al conjunto de Jalapa.