•  |
  •  |
  • Edición Impresa

Un gol del francés Kingsley Coman y otro del polaco Robert Lewandowski le dieron ayer al Bayern Múnich la victoria a domicilio sobre el Wolfsburgo (0-2) con lo que los dirigidos por Pep Guardiola aumentan provisionalmente a 11 puntos la ventaja sobre el Borussia Dortmund, el perseguidor más cercano.

Guardiola hizo solo dos cambios con respecto al partido del martes contra el Juventus. Arturo Vidal se quedó en el banquillo al igual que Thiago Alcántara mientras que Xabi Alonso y Kingsley Coman estuvieron en el once inicial.

Los primeros quince minutos fueron asfixiantes y en ellos el Bayern tuvo algunas llegada peligrosas, como el desborde de Coman por la izquierda en el minuto 2 o un remate desde fuera del área de Xabi Alonso en el minuto 13 que salió ligeramente desviado.

Pasado el primer cuarto de hora, el Wolfsburgo mostró una reacción clara, empezó a generar jugadas de contragolpe y tuvo incluso, hacia el final de la primera parte, una gran ocasión en los pies de Marcel Schäfer que remató desviado desde buena posición.

El partido siguió en la misma tónica de la parte final del segundo tiempo, con llegadas de parte y parte e incluso la primera ocasión clara de la segunda parte la tuvo el Wolfsburgo, con un remate de Julian Draxler en el minuto 64 ante Manuel Neuer que reaccionó con una gran parada.

Sin embargo, el final el Bayern se impuso con claridad con los goles logrados en la última media hora de juego. El primero llegó en el minuto 66, en un rebote de que Naldo bloqueara un remate de Lewandowski. El balón le cayó a los pies de Coman que definió con un remate desde unos seis metros de distancia.

El segundo gol lo marcó Lewandowski en el minuto 75 en una jugada que se inició con un desborde de Coman por la punta derecha. El centro de Coman le llegó a Franck Ribery que tocó el balón al centro donde apareció el polaco para definir de primeras.

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus