•  |
  •  |
  • Edición Impresa

El sueño del nicaragüense Yesner “Cuajadita” Talavera (15-4-1, 4 nocauts) de convertirse en campeón intercontinental de las 122 libras de la Organización Mundial de Boxeo (OMB) fue anulado ayer por el monarca filipino Albert “El Príncipe” Pagara (26-0, 18 nocauts), quien se impuso por decisión unánime en 12 rounds, en Cebú, Filipinas.

Talavera intentó destronar al “Príncipe”, un campeón sólido en su categoría, quien mantuvo su invicto y de paso realizó su segunda defensa del cetro. Pagara impuso su mejor boxeo y en el séptimo round mandó a la lona a Talavera, quien sobrevivió a la caída para mantenerse de pie en los siguientes asaltos y terminar así la reyerta.

Por más que el púgil capitalino intentó conectar buenos golpes a la humanidad de su adversario fue imposible, ante un boxeador de mayores y mejores recursos boxísticos sobre el cuadrilátero. Al final de la reyerta, el púgil nicaragüense reconoció que no fue su mejor pelea y le dio mérito a su rival.

“Aquí está el fallo para los que pensaban que iba a perder por nocaut, lo siento, no me justifico. Me siento triste, sé que esto podía pasar, demostré corazón y agallas y dejé mal al campeón en su propia tierra. Le doy gracias a Dios. Esto sigue y vienen mejores oportunidades en mi categoría”, escribió el exretador al cetro intercontinental supergallo en su cuenta de la red social Facebook.

EXPERIENCIA

Sin duda, para Yesner fue una gran experiencia combatir en el exterior por vez primera en su carrera y acabar la reyerta hasta la distancia, ante un peleador que había ganado por nocaut en tres de sus últimos cinco desafíos. Pero a “Cuajadita” no lo pudo anestesiar.

Esa presentación de Talavera le dejó puertas abiertas para futuros combates en el extranjero y poder seguir optando a ganar mejores bolsas. Anterior a la derrota con Albert, el último en haber superado a Talavera había sido Rafael Castillo, el 29 de noviembre del 2014, en el Puerto Salvador Allende, Managua.

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus