•  |
  •  |
  • Edición Impresa

“Más viejos son los caminos y todavía echan polvo”, ese refrán es una consigna para Álvaro “La Máquina” Pérez, quien venció por decisión unánime a Léster ‘Tico’ Medrano, este sábado en la función estelar de una cartelera que organizó la empresa Pinolero Boxing en el gimnasio Guy Rouck Chávez, en Matagalpa.

A sus 35 años, la medida necesaria que muchos boxeadores consideran para colgar los guantes, Pérez decidió tomar un nuevo aire sobre los cuadriláteros, después de cinco años de inactividad. Ya lo dijo Goethe: “Es peligroso todo aquel que no tiene nada que perder”, así asumió el reto Pérez, con la posibilidad del triunfo como premio a sus agallas, una derrota no movería radicalmente su futuro, boxístico.

Los protagonistas salieron en el primer asalto dispuestos a fajarse. Medrano tomó la iniciativa, como debía ser, consciente de que necesitaba proponer para cortar la racha negativa de cuatro reveses de forma consecutiva. Sin embargo, se encontró con un rival más difícil de lo que pudo imaginarse.

“La Máquina” Pérez apenas dejó que el “Tico” se animara y se lanzó en una contra desde el propio primer round, conectándole buenos golpes en la zona hepática y el rostro, con combinaciones cortas, pero efectivas, minándolo poco a poco.

En el segundo acto del combate, pactado a seis vueltas, Pérez salió aún más decidido, gracias a la confianza que ganó en el asalto anterior. Medrano pecó dejando su guardia descubierta en reiteradas ocasiones y Álvaro no desaprovechó cada chance para meter sus puños.

Desgaste

Del tercero al quinto asalto, ambos púgiles dejaron en evidencia que las condiciones físicas no eran las mejores, el extenso retiro de “La Máquina” justificó su cansancio, pero el “Tico”, que realizó seis reyertas en 2015 y protagonizaba la segunda de este año, solo certificó que su tanque de aire tiene fuga, preocupante para un atleta de 28 años.

El combate llegó a su último round y ambos boxeadores salieron a quemar los últimos cartuchos de dinamita que les quedaban, obviamente los golpes no eran tan impactantes como en el principio y poco podían hacer para considerar la opción de conectar un golpe contundente que decidiera el pleito sin necesidad de acudir a la decisión de los jueces.

Sin embargo, debieron escuchar la sentencia del jurado y sin objeción alguna, Pérez salió airoso por una clara decisión unánime. El triunfo sobre Medrano dejó un claro mensaje: Lo que bien se aprende no se olvida y Pérez puede dar fe de ello.

“Agradezco a la gente que confía en mí y que estuvo atenta a mi pelea. Lo dije en la previa, mi trabajo era llegar a tirar golpes y salir con el triunfo, no estaba pensando en otra cosa que no fuera ganar. Él (Medrano) fue un buen rival, pero hice las cosas mejor”, dijo “La Máquina”.
Marcelo Sánchez, propietario de Pinolero Boxing, considerada la mejor promotora del 2015 por la Comisión Nicaragüense de Boxeo Profesional (Conibop), definió como exitosa la cartelera y aplaudió la entrega de los boxeadores para brindar un buen espectáculo.

“Nuestra consigna es: Los grandes ganadores son los fanáticos, nosotros organizamos veladas de alta categoría y los boxeadores están comprometidos con hacer una buena función. Seguiremos promoviendo boxeo a nivel nacional y desarrollando el talento que hay en Nicaragua”, aseveró Sánchez.

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus