•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

No quedó piedra sobre piedra. El Celta fue destrozado por una ofensiva infernal, jefeada por Cristiano Ronaldo, vestido como un nuevo Atila, aquel Rey de los Hunos, estableciendo una diferencia abrumadora por 7-1. No estaba Modric, el incansable croata, generador de constantes variantes, y tampoco Benzema, en tanto Bale y Marcelo entraron tarde, con la ecuación resuelta, solo para estirarse un poco, pero impulsado por la furia de Cristiano, el Real Madrid se agigantó. Hay que llevar a la mamá de CR7 a todos los juegos para poder verlo en su real dimensión. Como ocurrió ayer.

Si alguna pretensión tenía el Celta, la cortó Keylor, cuando en el minuto 14, con la pizarra 0-0, una extensión de juego de Nolito para Orellana, facilita un centro bien medido que golpea con cabeza Aspas contra el travesaño. El mismo atacante toma el rebote, pero su remate con “olor” a gol es rechazado providencialmente por el arquero tico, quien todavía tiene elasticidad y tempo para ir sobre la pelota y evitar un tercer remate de Aspas. De haberse concretado ese gol, el Celta se hubiera sentido altamente estimulado.

Un furioso cañoneo 

Hay que buscar en un catálogo, cada uno de los goles de este impetuoso Real Madrid que sus seguidores quisieran ver funcionar tan eficazmente juego tras juego. El soberbio cabezazo de Pepe en el minuto 42, enderezando un tiro de esquina llegado desde la derecha, adelantó al Madrid 1-0 y tranquilizó a Zidane; el remate largo de Cristiano desde fuera del área en la frontal, con una comba admirable, aumentó 2-0 en el minuto 51; el cañonazo del portugués cobrando un tiro libre en el minuto 58, alarga la brecha 3-0 dejando paralizado al joven arquero Rubén; responde Aspas recibiendo una pelota adelantada en contragolpe y enfrentando a Keylor para batirlo con una pelota magistralmente cuchareada, recortando 3-1; el Madrid no pareció preocuparse un gramo, y Cristiano recibiendo de Isco en el minuto 65, remata a quemarropa para el 4-1; para cerrar, un certero cabezazo de Cristiano aprovechando un centro de Jese en el minuto 77, aumenta 5-1. Los goles de Jesé y Bale, completan una paliza inesperada 7-1, aunque tratánd
ose del Real Madrid, cuando consigue enchufarse, es capaz de estos estragos.

Cristiano tumba marcas

No hay duda que Cristiano como goleador podría llegar a ser incomparable en el repaso de todos los tiempos. Llegando a 27 goles, dejó atrás a Luis Suárez en la batalla por el “Pichichi”, y no solo eso, superó también a Jonás e Higuain en la pelea por la Bota de Oro, saltando también sobre el histórico Zarra como el segundo más grande artillero de la Liga. Cristiano avanzó a 253 goles por 251 de Zarra, quien utilizó 15 temporadas por solo 7 del portugués, con promedio de 1.11 goles por juego. El fiero rompe redes, registra 9 de sus goles en dos juegos, con producciones de 5 y 4.

  • 27 goles acumula Cristiano Ronaldo siendo el líder en la Liga de España.

En el juego anterior frente al Levante, Cristiano se mostró suelto, con la alegría recuperada, y estuvo involucrado en casi todas las gestiones ofensivas aunque la producción no se amplió ruidosamente como en esta ocasión. Se apuntó en la crónica que aquí publicamos, que era una excelente señal para controlar su ansiedad, y ayer, viéndolo funcionar con tanta precisión en diferentes tipos de ejecuciones, excediéndose con cuatro goles y una actuación serena, sin arrebatos, volvió a lucir destructivo. Un Cristiano certero e implacable, y un Real Madrid capaz de derribar cualquiera de las Pirámides de Egipto.

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus