AFP
  •   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

El exlanzador de los Mets de Nueva York, el dominicano Jenrry Mejía, primer jugador en recibir una sanción de por vida por dopaje, dijo este sábado al New York Times que fue víctima de una conspiración de las Grandes Ligas de béisbol.

El derecho de 26 años reveló al periódico que los funcionarios de las Grandes Ligas (MLB) fueron a por él en una caza de brujas y criticó a los representantes del sindicato de los jugadores por no encontrar motivos para apelar su castigo sin precedentes.

El mes pasado, Mejía dio positivo por boldenona, un esteroide anabólico -su tercera prueba positiva por una sustancia prohibida para mejorar el rendimiento en menos de un año-, que bajo las reglas de la liga trae una prohibición permanente.

Pero Mejía, hablando a través de un intérprete para el periódico, dijo que sólo era culpable de la primera violación. Indicó que la segunda prueba positiva no era exacta y, después de que sus resultados se dieron a conocer, los funcionarios de la MLB lo presionaron para que compartiera información sobre sus conexiones de dopaje. “Sentí que había una conspiración en mi contra”, dijo Mejía. “Siento que estaban tratando de encontrar algo para acabar conmigo y mi carrera”.

Pat Courtney, portavoz de las Grandes Ligas, negó la afirmación de Mejía. “Nadie en la MLB o en representación de la MLB se ha reunido con Mejía respecto a cualquiera de estas violaciónes de drogas”, dijo Courtney. El dominicano, que firmó contrato de 2,595 millones de dólares con los Mets en 2015, dijo no estar arrepentido de ninguna de sus decisiones.

Sin arrepentimientos

“No cambiaría nada”, dijo Mejía. “Si la situación estaba destinada a pasar, entonces esto estaba destinado a suceder. Si Dios lo quiso así, entonces va a pasar. Todo lo que uno tiene que hacer es admitir su culpabilidad cuando se es culpable. Y mantener una actitud positiva cuando no lo eres”. La suspensión de por vida también prohíbe a Mejía jugar en las ligas profesionales de béisbol de otros países, como Japón, Corea del Sur y México.

La actual política antidopaje permite a Mejía solicitar el reintegro al cabo de una año ante el Rob Manfred, pero debe cumplir un mínimo de dos temporadas antes de que pueda ser reintegrado a lanzar en las Grandes Ligas.

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus