•  |
  •  |
  • Edición Impresa

Al límite. El serbio Novak Djokovic la pasó bastante mal en su duelo ante el kazajo Mikhail Kukushkin, pero se impuso en cinco sets y obligó a un quinto punto en la serie de primera ronda del Grupo Mundial de Copa Davis. Entonces, fue el turno para que su compatriota Viktor Troicki cerrara el pleito. Además, el británico Andy Murray venció al japonés Kei Nishikori en cinco sets y puso el 3-1. En tanto, Estados Unidos sacó a Australia como visitante en una serie con polémica incluida. Además, República Checa superó a Alemania y Argentina, a Polonia.

Después de estar 1-2 en sets con la serie al límite por la derrota de dobles, Djokovic equilibró la serie con mucho más sufrimiento de lo imaginado. A pesar de cometer 94 errores no forzados (uno menos que su rival), el N°1 del mundo venció a Mikhail Kukushkin por 6-7 (4), 7-6 (3), 4-6, 6-3 y 6-2. De esa manera salió a la cancha Viktor Troicki, de pálido partido el viernes, para vencer 6-2, 6-3 y 6-4 a Aleksandr Nedovyesov.

Batalla Murray

Por esa misma llave, Andy Murray tuvo que batallar cerca de cinco horas ante Kei Nishikori, se impuso por 7-5, 7-6 (6), 3-6, 4-6 y 6-3 y firmó el 3-1 en Birmingham. El defensor del título sacó adelante un duro cruce y sigue soñando con repetir.

En el primer turno del día, John Isner se quedó con las portadas y opacó el debut -y regresó a las canchas- de Lleyton Hewitt. El estadounidense venció a Bernard Tomic y puso el decisivo 3-1. Tras el éxito de los Bryan, John Isner coronó un cruce perfecto para él, luego de flojos resultados por la gira sudamericana sobre polvo de ladrillo. En el césped la historia fue otra y se impuso a Tomic por 6-4, 6-4, 5-7 y 7-6 (4). Ahora, ya en cuartos de final, Estados Unidos espera por Croacia, que venció a Bélgica en el quinto punto.

Párrafo aparte para el servicio de Isner, quien, además de aplicar 49 aces, firmó el disparo más rápido en la historia de la Copa Davis. Conectó un saque a 253 kilómetros por hora, dos más que la marca del croata Ivo Karlovic. En tanto, el récord está en manos, justamente, de un australiano: Sam Groth golpeó a 263 en un Challenger en Busan en 2012.

A su vez, Tomas Berdych, que necesitó de cinco sets para vencer a Alexandr Zverev, se retiró ante Philipp Kohlschreiber, pero Lukas Rosol firmó el 3-2 con una sólida actuación ante el joven alemán. En la próxima ronda, Francia, que se deshizo sin problemas de Canadá. En Polonia, Argentina definió ayer gracias al triunfo de Leonardo Mayer. Italia ya esperaba en cuartos de final.

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus