•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

Erasmo Ramírez se ha convertido en un lanzador seguro y dominante. Todo hace indicar que este año logrará una estupenda temporada en el mejor beisbol del mundo. Dispuesto a robarse el show desde la colina de los Rays de Tampa Bay, el rivense ha llegado al Spring Training en plan grande. Ya demostró su talento en la primera apertura y hoy tratará de extender su dominio cuando se enfrente a los Tigres de Detroit.

Ramírez, el único nicaragüense fijo para iniciar la temporada en las Grandes Ligas, subirá al montículo a las 12:05, hora de Nicaragua, en busca de su segunda victoria en los entrenamientos primaverales, en los que ya derrotó a los Orioles de Baltimore.

En esta pretemporada, los números de Erasmo son de 1-0 en balance de victorias y derrotas y una efectividad de 0.00, tras haberle lanzado dos entradas completas sin carrera a los Orioles, a quienes no les dio oportunidad de hacerle daño, dominándolos con un pitcheo inteligente, permitiéndoles solamente un imparable y ponchando a tres adversarios.

La campaña anterior, la mejor que ha tenido en las Grandes Ligas, el nica logró un balance de  11-6 con una efectividad de 3.75, números que se ha propuesto mejorar. ¿Será posible? Claro que sí, pues Erasmo, desde su salida de los Marineros de Seattle, ha mostrado una mejoría destacada y mayor madurez como lanzador. 

A mejorar balance

Sin lugar a dudas, el rivense se encamina a una temporada en la que deberá poner en positivo  su balance histórico de victorias y derrotas en la MLB, pues tras casi cuatro años de acción tiene 18-18. De sus triunfos de por vida solo 7 los logró en su estadía de tres años con los Marineros, con quienes perdió 12 del total de sus derrotas. Sus mejores registros evidencian lo tanto que ha mejorado con el cambio de equipo, y aunque su inicio con la Rays de Tampa Bay no fue tan fácil, logró enderezar la nave y establecerse como un abridor importante en la rotación de su nuevo equipo. 

  • 2 innings lanzó Erasmo en su primera apertura en el actual Spring Training.

El nica se convirtió en un lanzador seguro, una garantía desde la loma, un pitcher casi indecifrable, capaz de enracharse en cinco partidos sin perder y permitiendo menos de dos carreras por juego, como lo hizo entre mayo y junio del año pasado. Es posible que vuelva a crecerse tanto como en esos días.

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus