Erick Martínez M.
  •   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

Seis púgiles que integran la Selección Nacional de Boxeo Olímpico masculina y femenina viajaron ayer con el propósito de cumplir una misión: ganar la mayor cantidad de boletos para los Juegos Olímpicos, a realizarse en Río de Janeiro, Brasil, en agosto próximo.

Los seleccionados alzaron vuelo con un cerro de ilusiones al torneo clasificatorio, que se llevará a cabo en Buenos Aires, Argentina, del 9 al 21 del presente mes. La tropa masculina la integran Kevin Arias Vivas (49 kilogramos), Kevin Traña (52), Ricardo Blandón (56), Hamsito Santiago (60), Julio Garín (64), Osmar Bravo (81) y en la escuadra femenina, Scarleth Ojeda (60), única mujer que representará al país en un torneo exigente. Los nicas saben del gran compromiso al que se enfrentarán, donde estarán midiéndose a púgiles de origen colombiano, estadounidense, cubano, dominicano, guatemalteco, costarricense, puertorriqueño, entre otros, que llegarán con el mismo objetivo de ganarse un cupo. 

Exigencia

La prueba para los seleccionados nacionales será exigente y no deberán fallar en sus compromisos, de lo contrario sus sueños quedarían cortos. El torneo clasifica a Río solamente a los ganadores de oro y plata en cada categoría, y es por esa razón que los púgiles nicaragüenses no la tendrán fácil.

Arias, Blandón y Bravo son las notables figuras del combinado azul y blanco en el concierto internacional. Blandón ha competido en eliminatorias, al igual que Bravo, que sumó una victoria en los Juegos Olímpicos en Londres 2012. Mientras Arias es ganador de medalla de oro en eliminatorias panamericanas. En el caso de Traña, Garín y Santiago estarán en su primera experiencia en el extranjero. En el caso de Ojeda, hay muchas esperanzas que logre clasificar.

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus