•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

El púgil puertorriqueño McWilliams Arroyo (16-2, con 14 nocauts) ha intensificado su preparación de cara a su compromiso contra el nicaragüense y número uno libra por libra en la actualidad del boxeo mundial, el nicaragüense Román “Chocolatito” González (44-0, con 38 nocauts), en el pleito que respaldará al estelar entre Gennady Golovkin contra Dominic Wade el próximo 23 de abril en el Inglewood, California, Estados Unidos.

Arroyo está metido de lleno en el gimnasio en la ciudad que reside, Fajardo, Puerto Rico, bajo las instrucciones de su entrenador Rafael “Fito” Ramos y todo su equipo de trabajo, y se refirió al combate y lo que representa pelear ante “Chocolatito”.

"González es un excelente peleador, él es mejor de su clase y es exactamente la pelea que quiero. Mi entrenador y yo trabajamos en diferentes técnicas todos los días en el gimnasio y vamos a tener un plan de pelea para sacar la victoria. Estamos entrenando duro y muy concentrados para este combate. Yo sé que él (Román) es un gran campeón, pero voy a trabajar fuerte para el 23 de abril", aseguró McWilliams a la página especializada de boxeo boxinscene.com

El exretador a la corona mosca (112 libras) de la Federación Internacional de Boxeo (FIB) está motivado porque la oportunidad que se le presentará tendrá como objetivo el fajín 112 del Consejo Mundial de Boxeo (CMB) y tratar de quitarle el invicto al flamante tricampeón mundial pinolero.

Sin embargo, Arroyo está consciente  que enfrentar a González representa un riesgo mayúsculo por la calidad del púgil orgullo de Nicaragua, a como lo presenta en cada una de sus reyertas el anunciador estadounidense Jimmy Lennon Jr.

La esperanza 

Pero McWilliams deposita sus esperanzas de ser el primero en vencer a Román por el gran antecedente que registró en el boxeo olímpico, en el cual ganó oro en el Campeonato Mundial en Italia (2009), Juegos Centroamericanos y del Caribe en Colombia (2006) y en los Juegos Panamericanos del 2007 en Brasil. Román no llegó a esos niveles, pero su calidad la demostró en el istmo. 

Arroyo es un boxeador rápido de combinaciones y utiliza muy bien su recto de derecha en la pelea en corto, mete bien su upper cut y en la distancia desplega una izquierda con poder, pero cuando ataca con sus dos manos, deja al descubierto la zona del abdomen y eso sería un gran error ante Román, quien es un golpeador preciso en la zona hepática. En los primeros asaltos, por su velocidad de manos, podría complicar al púgil de Managua, pero ¿será capaz de aguantar el golpeo del pequeño destructor de la tierra de lagos y volcanes? 

"Soy consciente que González es un  fuerte pegador, pero también yo pego duro y sé que puedo también noquear. Sé que debería ser campeón ya después de la pelea con Ruenroeng, pero no puedo mirar hacia atrás, solo hacia adelante", argumentó  Arroyo, quien perdió por decisión dividida ante Amnat Ruenroeng en Tailandia en 2014, cuando buscó el cetro mosca de la FIB.

McWilliams aseguró que tendrá muchos aficionados respaldándolo en Los Ángeles, al igual que a Román. Arroyo también manifestó que sería una bendición convertirse en monarca mundial y sobre todo en un escenario atractivo y con un rival de mucha calidad como  González. Por eso está haciendo la mejor preparación de su carrera, debido a que enfrentará al mejor del planeta sobre el ring.

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus