•  |
  •  |
  • Edición Impresa

El español Rafael Benítez, que dirigía al Real Madrid hasta hace apenas dos meses, aceptó ayer el reto de evitar el descenso del Newcastle, un club histórico que no ha escapado al declive del futbol del norte de Inglaterra.

"Benítez se une al United con un contrato inicial de tres años", anunció en un comunicado el Newcastle, que es penúltimo de la tabla y ha ganado solo uno de sus últimos seis partidos.

"Tengo el gran placer de confirmar que me comprometí con un club inglés legendario, con el enorme desafío de seguir siendo parte de la Premier League", explicó el técnico.

Benítez debutará el lunes ante el líder de la competición, el Leicester, y sustituye al exseleccionador inglés Steve McLaren, despedido ayer.

El entrenador español, que fue destituido del Real Madrid en enero, sin haber completado su primera temporada, inicia su tercera etapa en el futbol de Inglaterra, donde su familia se quedó a residir.

Antes, entrenó al Liverpool (2004-2010), al que llevó a ganar la Champions League en 2005, y pasó unos meses por el Chelsea, con el que ganó la Europa League en 2013.

"Tenemos todos que empujar en la misma dirección y con el mismo objetivo en mente. Esa es la razón por la que os voy a pedir vuestro total apoyo para completar con éxito esta tarea", reclamó Benítez.

"Personalmente, significa mi regreso a la Premier League, más cerca de mi casa y de mi familia, no puedo estar más feliz", añadió el entrenador nacido hace 55 años en Madrid, y que ha dirigido además al equipo español Valencia, a los italianos Inter de Milán y el Nápoles, entre otros.

El director ejecutivo del Newcastle, Lee Charnley, estimó que habían conseguido los servicios de "uno de los mejores entrenadores de Europa".

El equipo de "las urracas" no ha conseguido reaccionar a pesar de haber gastado 29 millones de libras (41 millones de dólares, 37 millones de euros) en jugadores durante la ventana de fichajes de diciembre y enero.

El equipo de Keegan

El Newcastle tiene en su palmarés 4 ligas y 6 copas, y en 2002-2003 disputó por última vez la Champions League. Sin embargo, ya estuvo hace poco en segunda división, en la temporada 2009-2010, antes de volver a la máxima categoría.

Su capitán es el veterano argentino Fabricio Coloccini, 34 años, único latinoamericano de este equipo en el que también milita el atacante español Ayoze Pérez.

Su jugador más brillante esta temporada ha sido el centrocampista internacional holandés Georginio Wijnaldum, con 3 asistencias y 9 goles, 4 de ellos en un solo partido, ante el Norwich.

Grandes jugadores como los ingleses Kevin Keegan y Alan Shearer, el francés David Ginola, el peruano Nolberto Solano o el colombiano Faustino Asprilla llevaron su zamarra blanquinegra.

La lucrativa liga inglesa lo coloca como el decimoséptimo club más rico del mundo, con casi 170 millones de euros de ingresos en la temporada 2014-2015, pero no logra atraer a jugadores estrella, ahuyentados por un clima pésimo y una ciudad sin los atractivos de Londres.

Solo los dos clubes de Manchester, el United y el City, parecen en medida de seguir atrayendo a grandes figuras, aunque relativamente, como ilustraron las malas adaptaciones de los argentinos Carlos Tévez y Ángel di María.

Así, el Newcastle no escapa al declive de muchos clubes históricos del norte, como el Sunderland, el Leeds, el Aston Villa, el Nottingham Forest, e incluso el Liverpool, que no gana la liga desde 1990, un declive que se extiende a lo económico desde la desindustrialización del Reino Unido.

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus