•  |
  •  |
  • Edición Impresa

La UD Las Palmas, en el mejor momento de la temporada después de tres victorias consecutivas, sueña con derribar a un Real Madrid que llega a la cita tras el desgaste realizado en Liga de Campeones ante el Roma, pero que está obligado a mejorar su imagen de visitante.

El conjunto canario llega al choque con una sobredosis de confianza, la que otorgan tres triunfos seguidos -el más reciente, de forma insospechada en Villarreal- que le han valido para salir de los puestos de descenso y disponer de un pequeño margen para minimizar daños en caso de no sumar puntos este fin de semana.

Aferrado a ese "mucho quéganar y poco qué perder", los futbolistas de Quique Setién encaran con ilusión uno de los partidos más esperados tras el regreso a la elite, un choque con aroma a partido grande por la propuesta futbolística del equipo local y la enorme pegada que suele exhibir su rival.

En el entorno del equipo isleño también invita al optimismo el pozo que han dejado sus últimas actuaciones ante los equipos grandes, como su reciente enfrentamiento con el FC Barcelona, hace menos de un mes, pese a la derrota por 1-2.

Setién no podrá contar con el ghanés Wakaso, lesionado, mientras que Tana no se ha ejercitado con el grupo durante la semana. Otros futbolistas siguen su proceso de recuperación, como Hernán Santana -autor del gol amarillo en el Bernabéu (3-1)- o Vicente Gómez.

Espectáculo en casa

El Estadio de Gran Canaria, que visita por primera vez el Real Madrid, acaba de culminar una primera fase de su remodelación estética y acercamiento de los graderíos al campo. Podría presentar la mejor asistencia del curso, vigente desde la visita del Atlético de Madrid a mediados de enero con 28,515 espectadores, 1,500 más que contra el Barça.

Desde 2001 no se disputa este encuentro, cuando en el viejo Insular se dio victoria isleña por 4-2 ante un Real Madrid liderado entonces desde el césped por Zinedine Zidane.

Con tan solo el francés Karim Benzema en la enfermería, refrescará su equipo con varios cambios Zidane. Todo apunta a que regresarán al once en defensa Dani Carvajal en el lateral derecho y el francés Raphael Varane en el centro de la defensa por el brasileño Danilo y el portugués Pepe.

En el centro del campo el brasileño Casemiro puede tener descanso tras afianzarse como titular tras aprovechar la oportunidad que le dio Zidane. Isco, que no tuvo minutos en un día en el que todos quieren jugar, ante el Roma, buscará su particular reivindicación, como hará Jesé en su vuelta a casa en los minutos que reciba en el partido más especial que puede disputar.

Para la búsqueda de los goles vuelve a ser titular en Liga el galés Gareth Bale. Reapareció ante el Celta de Vigo para recuperar sensaciones, fue titular ante el Roma y jugó una hora. Su estado de forma seguirá mejorando. El tridente ofensivo irá en función de la decisión de Zizou con la opción de premiar a Lucas Vázquez, decisivo también en competición europea que pide paso con brillo.

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus