•  |
  •  |
  • Edición Impresa

Inglaterra se aseguró el título en la presente edición del Torneo Seis Naciones, el primero desde 2011, después de que Francia perdiese en Escocia (29-18) ayer, en el cierre de la 4ª y penúltima jornada del campeonato.

Los ingleses, que suman 8 puntos tras derrotar el sábado a Gales (25-21), ya no pueden ser alcanzados en la clasificación por los galeses (5 puntos) ni franceses (4), antes de una última jornada que vivirá un encuentro entre el XV de la Rosa y el XV del Gallo en París el próximo sábado.

Lo único que decidirá ese duelo en el Estadio de Francia será la posibilidad de que Inglaterra sume el Grand Slam (victorias ante los otros cinco equipos del torneo), que sería el primero para los ingleses desde 2003.

El éxito inglés llegó gracias a la victoria de su tradicional enemigo: Escocia. La nueva selección francesa que dirige Guy Noves demostró seguir padeciendo los males de sus predecesores y baja su rendimiento cuando juega en el exterior.

Tras vencer en París a Italia e Irlanda en el inicio del torneo, los franceses cayeron hace dos semanas en su desplazamiento a Gales y volvieron a hacerlo este domingo en tierras escocesas, perdiendo por primera vez ante el XV del Cardo desde 2006.

Escocia domina

Los escoceses cimentaron su victoria en un dominio aplastante del ‘scrum’ ante unos franceses que acumularon errores, con 13 balones perdidos y 11 penales en contra, siete en el primer tiempo.

Solo en ocasiones contadas los franceses lograron dar varios pases seguidos para meter en dificultades a los locales. Así, tras una de estas escasas combinaciones, el capitán galo Guilhem Guirado logró el primer try del partido (5) para poner a los visitantes por delante.

Pero los errores posibilitaron la reacción escocesa, que comenzó a construir el triunfo con los lanzamientos a palos de Greig Laidlaw (16 y 22) y los tries de Stuart Hogg (33) y Duncan Taylor (36).

Irlanda cede trono

Inglaterra sucede en el palmarés del Seis Naciones a Irlanda, que había vencido en las dos últimas ediciones del torneo más carismático del rugby.

El título para los ingleses llega solo cinco meses después de la debacle que supuso para el país que inventó este deporte quedar eliminado en la primera fase del Mundial que celebró en su territorio, siendo la primera ocasión en la historia que un anfitrión se quedaba fuera antes de los cruces en una cita mundialista.

El relevo en el banquillo de Stuart Lancaster por Eddie Jones parece haber comenzado a dar sus frutos, aunque para el preparador australiano el objetivo debe ser el Grand Slam.

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus