•  |
  •  |
  • Edición Impresa

En Cincinnati, la época de “La maquinaria roja”, como la de los doce Césares, quedó como una referencia histórica, pero hay un recuerdo reciente, y es el equipo que fue capaz de ganar 97 y 90 juegos en las temporadas del 2012 y 2013, avanzando a los Play Offs. Después vino el estrepitoso derrumbe: 76 triunfos en el 2014 y apenas 64 en el 2015 con 98 derrotas. Solo los Filis registraron cifras peores.

Raramente, cuatro de los pilares del 2012, el inicialista Joey Votto, el segunda base Brandon Phillips, el short Zack Cozart y el jardinero Jay Bruce, permanecen en el line-up actual, entre posibilidades previamente dinamitadas, como bien lo sabe el manager Bryan Price en su tercera temporada, lamentando la salida de Todd Frazier, el antesalista líder jonronero del equipo con 35 y empujador con 89, y la del rematador zurdo cubano Aroldis Chapman.

CHAVALADA EN LA COLINA

Carente de un líder de staff como Johnny Cueto y un cerrador tan temible como Chapman, los Rojos deberán esperar hasta finales de mayo para tener plenamente restablecido al tirador Homer Bailey, reducido a dos aperturas en el 2015 antes de ser  sometido a una delicada reconstrucción de ligamentos en su codo derecho.

El nuevo número uno en la joven e imprevisible rotación de abridores es el derecho de 25 años Antony DeSclafani (9-13 y 4.05 en 184 entradas), seguido de Raisel Iglesias, también de 25 años (3-7 y 4.15), Michael Lorenzen de 23 (4-9 y 5.40), el zurdo Brandon Finnegan de 22 (2-2 y 4.18) y Jon Moscot de 23 (1-1 y 4.18). Este es uno de los casos en que tanta juventud no es propiamente un divino tesoro, sino un canasto de preocupaciones para un timonel.
Imposible contar con alguien próximo al zurdo cubano Aroldis Chapman en el bullpen, con todos los grandes relevistas capturados, y los Rojos que tienen que pagarle 20 millones a Votto y 18 a Brandon Phillips, tratando de ahorrar a cambio de vivir en la oscuridad. El derecho J. J. Hoover, de 27 años, con 8-2, 2.94 y un rescate, es la escogencia del manager Price, con el zurdo Tony Cingrani de 25 años (0-3 y 5.67) detrás. Es obvio que con ese pitcheo de soporte no se puede considerar un resurgimiento de Cincinnatti en el centro de la Liga Nacional, tan peleado por Cachorros, Cardenales y Piratas.

ESTA SERÁ LA ALINEACIÓN

Envuelto en una intriga que se alarga, el jardinero central Billy Hamilton, bateador de 93 hits y 57 robos con 226 de promedio, no es un verdadero lead-off, sobre todo por su tendencia a poncharse, 145 en el 2015; el short stop Zack Cozart (9 HR, 28 CE y .258) será colocado como segundo en el orden, seguido del poderoso inicialista Joey Votto (171 hits, 29 HR y 80 CE con 314 puntos). Como cuarto bate, el intermedista Brandon Phillips (173 cohetes, 12 HR, 70 CE y 294 de average), quinto el jardinero derecho Jay Bruce (26 HR y 87 remolques), sexto el inadvertido catcher David Mesoraco, séptimo el guardabosques izquierdo Scott Schebler, adquirido en el negocio por Frazier, y bateando de noveno un pelotero envuelto en fuertes expectativas como lo es Eugenio Suárez, quien en 97 juegos disparó 13 jonrones y empujó 48 carreras.

Estos Rojos no son material de discusión en Las Vegas. Excesiva juventud en la colina necesitada de acelerado crecimiento y ninguna adquisición de calibre. Su futuro inmediato es borroso.

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus