•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Web

Un solitario tanto de Luis Manuel Galeano, desde el punto penal, fue suficiente para que la selección Azul y Blanco se adjudicara un importante triunfo 1-0 sobre Panamá, la noche del martes en el Estadio Nacional de Futbol, haciendo valer la localía y estableciendo un futbol equilibrado en cada línea.

El primer tiempo se tornó friccionado, sin un claro dominador y con esporádicas llegadas por ambos lados. Fue necesario que apareciera Eulises Pavón cargando el esférico por la banda derecha para generar las ocasiones más claras de Nicaragua.

FOTOS: Nicaragua derrota a Panamá

El media punta pinolero, incansable peleando el balón, y el arquero Diedrich Téllez, fundamental bajo los tres palos, exigiéndose al máximo para impedir que rompieran su cabaña, fueron los jugadores destacados de la tropa nicaragüense. Las agallas de Téllez y Pavón, fueron reflejo del comportamiento del equipo, con ideas claras para construir jugadas, sobre todo en la segunda parte; y seguro en la recuperación.

Daniel Reyes tuvo la primera ocasión clara para Nicaragua al minuto diez, tras encontrarse con un balón dentro del área chica, que mandó rasante desde la derecha Pavón, sin embargo, estrelló el disparo en el pecho del arquero panameño.

Mejor fue la oportunidad de Panamá al cuarto de hora, cuando José Muñoz cargó el esférico hasta el borde del área grande, ganándole la espalda a los centrales pinoleros, pero la intervención de Téllez, achicando con seguridad, propició que el delantero fallara en la definición y desperdiciara la chance de adelantar a su selección.

Las acciones transcurrieron sin mucho brillo, eso sí, ambos combinados movieron rápido el balón y el partido se tornó intenso. Las malas entregas en zona de ataque marcaron la diferencia del primer tiempo, donde Galeano y Daniel Reyes hicieron poco por complicar a la defensa canalera.

Recompensa

El segundo tiempo se abrió gracias a la propuesta que llevó Nicaragua, apoderándose del balón y moviéndolo del medio campo hacia arriba, aprovechando la velocidad de Pavón y Carlos Chavarría por los costados; y los desbordes de Josué Quijano que acababan en centros envenenados.

Justamente ese ejercicio rindió frutos, luego que el incidente Pavón colgara un centro que parecía inofensivo ante la presencia de tres zagueros de Panamá y con Chavarría casi sin opción de alcanzarlos, pero tras una mano del central Amir Murillo, el árbitro pitó pena máxima, que a su vez fue convertido en gol por Galeano, quien sacó un remate potente al centro, mientras el arquero se lanzaba a un costado.

El tanto de Nicaragua golpeó anímicamente a los canaleros, que no lograron recuperarse, en cambio, empujados por la frustración, misma que exhibía el timonel Hernán Darío Gómez, se dispusieron a chocar y abandonaron la idea de buscar el empate.

La Azul y Blanco conservó la postura, consciente que las circunstancias estaban a su favor y manteniendo la estricta labor de recuperación y relevos defensivos, destruyeron cualquier intento de propuesta ofensiva de los panameños, que acabaron con diez hombres tras la expulsión de Manuel Vargas.

El silbante otorgó cinco minutos de compensación, pero fueron insuficientes para un equipo panameño sin ideas claras y con el honor tocado. Finalizó el encuentro con un triunfo merecido para Nicaragua, que demostró, una vez más, que no es la cenicienta de hace un año.

El equipo pinolero, que dirige Henry Duarte, consiguió así su primera victoria en partidos amistosos, tras la derrota 1-0 contra Costa Rica, 1-3 ante Honduras y el empate frente a El Salvador, la semana pasada. 

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus