•  |
  •  |
  • Edición Impresa

Desde que se anunció que Alex Blandino y Jairo Beras (el primero nacido en EE.UU. y el segundo en República Dominicana, pero ambos de padres nicaragüenses) jugarían con Nicaragua en el Preclásico, se despertó mucha expectativa por lo que podrían contribuir al equipo nacional, sobre todo cuando se mencionó lo bien valorado que estaban con sus respectivas organizaciones de Grandes Ligas. Ayer, los dos llegaron al cajón de bateo con las ganas de demostrar que están dispuestos a dar todo su talento por el bien del combinado nacional.

En su primer turno, Beras conectó sencillo y luego anotó la primera carrera de Nicaragua. Por su lado, Blandino conectó un doble, empujó una y anotó otra. Los dos fueron claves en las dos primeras anotaciones pinoleras.

En el último episodio, Beras volvió a conectar de imparable y anotó la quinta carrera, la de la victoria. Por su parte, Blandino ligó un doblete con el que empujó las dos últimas carreras, entre ellas la de Beras. La combinación armónica de ambos fue clave en el arrebatamiento del juego a los alemanes.
Quiten lo que ellos hicieron, las dos anotadas de Beras y la de Blandino más los tres remolques de este último, y verán lo importante que fueron en el primer triunfo pinolero. El nacido en República Dominicana se fue de 4-3 y el segundo de 5-2. ¿Alguien puede negar su incidencia? No hay forma de hacerlo. Ojalá hoy vuelvan a aparecer con sus bates humeantes, listos para seguir causando admiración.

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus