•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Web

La Selección de Beisbol de Nicaragua fue derrotada en siete episodios por la vía del nocaut 11-0 por el equipo de México, en el segundo juego de ambos en el Preclásico Mundial de Beisbol que se juega en Mexicali.

El gran número de carreras no se debió a un alarde ofensivo de los mexicanos, sino a la fragilidad del picheo nicaraguense, que otorgó bases por bolas a montón.

Se tenía mucha esperanza en el picheo de Carlos Teller, pero el zurdo llegó descontrolado y no pudo lanzar más de un episodio. Tras él hubo un desfile de lanzadores pinoleros. Todos con un factor común: el descontrol, elemento que permitió a los aztecas irse alejando en el marcador hasta acumular las once carreras con las que garantizaron el nocaut.

Al descontrol de los lanzadores se sumó una defensiva muy vulnerable y un bateo completamente apagado. Es imposible ganar si no se pichea consistentemente y si se carece de bateo. ¿Cómo? No hay manera.

Ahora Nicaragua deberá enfrentar al peligroso equipo de República Checa, en un partido que se jugará hoy a las 7:00 pm y cuyo ganador se enfrentará a México en la final del torneo, para definir quién se quedará con el boleto para participar en el Clásico Mundial del próximo año.

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus