•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

Han pasado algunas horas desde que Byron Rojas quebró los pronósticos, convirtiéndose en campeón mundial de las 105 libras de la Asociación Mundial de Boxeo, AMB, destronando al sudafricano Hekkie Budler en el Palacio de los Emperadores en Johannesburgo. 

Da la impresión que el “Gallito” matagalpino todavía no acaba de discernir o comprender la dimensión de su victoria, se muestra tranquilo, sereno y sin alardes de grandeza. “Soy el mismo, me siento igual”, asegura con sencillez. El muchacho que viajó a Sudáfrica en posición de víctima y que fue coronado el sábado solo está feliz por cumplir un sueño después de tantas promesas diferidas sobre una oportunidad titular que durante dos años se convirtió en un enigma porque siempre se caían las peleas.

Para nadie es un secreto que Rojas sintió frustración porque la ansiada oportunidad nunca llegaba. Después de un 2014 sublime en el que cosechó 7 victorias sin derrotas, las puertas a disputar una corona estaban abiertas para el 2015, sin embargo, al final terminaban por cerrárseles. Todo esto provocó desilusión y afectó su actividad, tanto así, que el año pasado solamente peleó contra Byron Castellón, a quien venció por decisión unánime en agosto.

La imagen dejada ante Castellón no fue muy buena, sembró dudas, el “Gallo” no lució grandioso en su patio (Matagalpa), ciertamente pelear tan poco le afectó. Pero Rojas es de esos peleadores impredecibles y el sábado dejó constancia de eso. Despertó el muchacho bravo, ese que venció al mexicano Ricardo el “Torito” Pérez en la mejor demostración de su carrera, la resurrección del nica llegó en el momento preciso.  

Ante Budler salió la mejor versión de Rojas. Tiró golpes sin parar hasta el cansancio y defensivamente no fue una esponja de absorción de golpes. Hoy como campeón hace una remembranza de lo mucho que le costó ganar el título, analiza las claves de su triunfo y el próximo paso a seguir en la primera defensa de su corona.

¿Cómo has vivido estas horas tras convertirte en campeón mundial?

La verdad que muy contento. Hace mucho tiempo deseaba esto, llegó la oportunidad y gracias a Dios que la supe aprovechar.

¿Puedes explicar esa sensación de ahora ser campeón del mundo? ¿Cómo te sientes, respecto al Byron Rojas del viernes antes de pelear y ahora el que ya tiene una corona?

Pues me siento alegre. Te voy a ser sincero, yo se lo pedí a Dios, tuve la fe en que me regalaría este campeonato, y muy satisfecho por el trabajo realizado en casa, me refiero al entrenamiento en Matagalpa.

¿Qué pasó por tu mente cuando se termina el combate y viene la decisión de los jueces?

No dudé ni un solo momento de que había ganado. En mi mente me imaginaba a mi familia y al pueblo de Matagalpa, cómo reaccionarían después que dieran la decisión de la pelea.

  • 115-113 marcaron las tarjetas de los jueces en favor de Byron Rojas sobre Budler.

¿Tuviste temor de que te robaran la pelea por el hecho de que el campeón era local?

Sinceramente no sentí temor, sentí que gané la pelea y que hice lo suficiente para impresionar a los jueces.

Si tuvieras que quedarte con dos claves que sirvieron en tu conquista, ¿cuáles serían?

La primera sería mi preparación física, fue fundamental, y la segunda, el ser insistente en la pelea. Siempre busqué a Budler.

Vimos a un Byron agresivo desde el primer asalto, ¿cuál era tu plan de pelea para complicar a Budler?

Sé que todo retador tiene que ir hacia adelante, tener empuje, y eso hice. No me dejé impresionar ni por el público, menos del campeón, eso me impulsó a ser agresivo. Mi plan era tener mi guardia siempre arriba, tirar muchos golpes y tratar de esquivar los del rival en la mayor manera posible.

  • 9 triunfos consecutivos acumula Byron Rojas desde octubre del 2013.

En el segundo asalto lo cortas con un cruzado de izquierda, ¿crees que eso fue clave para que Budler se cuidara un poco más y mermara su tren de pelea? 

Creo que sí, después de eso, él se cuidó un poco más y yo aproveché, porque al verlo así me dio más confianza y sabía que el corte lo afectaría.

En el décimo round lo conectaste muy bien, ¿en qué condiciones sentiste a Budler en ese momento? ¿Qué round sentís que él se vio más afectado?

Lo fui mermando poco a poco, ya que desde que empezamos la pelea lo golpee fuerte en los costados y sentí que le dolía. Creo que por eso bajó el gas y no sé si fue en el décimo que lo conecté arriba, pero sí ese round.

¿Cuáles fueron los golpes que crees te dieron más resultado en la pelea?

Los cruzados de izquierda, el volado de derecha y el gancho al hígado, eso le hizo mucho daño a Budler.

¿A quién fue la primera persona que llamaste tras coronarte?, ¿qué le dijiste?, ¿qué te dijo?, cuéntame ese momento.

Llamé a mi familia, ellos estaban llorando de la emoción del triunfo, mi papaá Neco estaba muy emocionado. Les dije que era un sueño hecho realidad y que teníamos que darle gracias a Dios.

Ahora que sos campeón, y parecerá fácil, pero ¿puedes recordar algunos momentos difíciles para llegar hasta aquí? ¿Hubo lágrimas o frustración en algún momento? 

Sí hubo frustraciones en su momento, pero luego me ponía a pensar y me decía yo mismo: ´Soy uno de los boxeadores que más le ha costado salir del país, pero si Dios no quiere que salga, será por algo, cuando llegue ese día tengo que salir a ganar´. He tenido que recorrer un camino muy duro, no ha sido fácil para mí.

  • 17 victorias (8 nocauts), 2 derrotas y tres empates es el récord de Byron Rojas.

Byron, ahora ¿cuál es el próximo paso? ¿Hay revancha firmada con Budler o harás alguna pelea opcional?

La verdad no hay nada concreto y no existe revancha acordada con Budler, eso la vamos a ver más adelante, de lo que estoy seguro es que tengo que entrenar más y más.

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus