•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

Quienes esperábamos otro recital del Barcelona visitando al Villarreal en “El Madrigal” quedamos con los brazos cruzados frunciendo el ceño. El equipo de Messi, que estuvo adelante 2-0, corrió el peligro de ser vencido, viéndose obligado a ceder dos puntos, lo que aprovechó un imperial Real Madrid que derrotó 4-0 al Sevilla, para recortar a 10 puntos la diferencia respecto a los azulgrana, y acercarse a uno del Atlético, inesperadamente superado por el Sporting el sábado.

No hay pánico entre el Barsa por haberse trabado en un momento en que su flexibilidad y el alarde de confianza lo hacían lucir imparable. El gol de Rakitic, calificado como el mejor en la cancha y el discutido penal ejecutado por Neymar, golpearon al Villarreal, pero no lo desactivaron. El gol de Bakambu en el minuto 56, rematado en el área pequeña por un apurado manotazo de Bravo hacia su izquierda, y el autogol de Mathieu, reemplazo de Pique, sellaron el 2-2.

El Barsa, que tuvo en Messi a su distribuidor de juego sin alcanzar la brillantez, se vio favorecido por el penal a Neymar y por el perdón de una segunda tarjeta amarilla a Piqué, que lo hubiera sacado del Clásico. La multitud en “El Madrigal” reaccionó muy molesta, sobre todo por la expulsión del técnico Marcelino, consecuencia de su agitada pero justa protesta. El 2-2 evitó que el Barsa ampliara a once su ventaja sobre el Atlético y mantuviera a doce puntos al Madrid. 

La pegada del Real Madrid 

El Real, en cambio, se mostró suelto y contundente, enviando una clara advertencia antes del Clásico a jugarse en la próxima fecha, el sábado 2 de abril. Aun ganando, las posibilidades del Real Madrid recortando a siete la diferencia de puntos, serían muy débiles, considerando poco probable un derrumbe estrepitoso del Barsa en la recta final. Sin embargo, tener vida matemáticamente le inyectaría interés al cierre.

  • 9 puntos de ventaja sobre el Atlético y 10 sobre el Real Madrid es la ventaja del Barsa respecto a sus escoltas

Benzema abrió el marcador con un impactante remate de derecha dentro del área, recibiendo a rebote corto, un cetro de Gareth Bale desde la derecha. El arquero Rico no tuvo la menor oportunidad ante el cañonazo que estremeció el Bernabéu. Un gol de Gameiro, que significada el 1-1, fue mal anulado por un inexistente fuera de juego, y en el segundo tiempo, el Real fue a fondo. Cristiano falló un penal y Keylor atajó otro. Gol de Cristiano y otro de Bale a quemarropa establecieron el 3-0, y Jesé en el minuto 85 cerró el marcador.

El equipo de Zidane, fue el que mejor juego ofreció y el que mayor provecho obtuvo en la jornada, aun permaneciendo distante.

 

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus