Haxel Rubén Murillo
  •   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

Creo que con lo visto hasta ahora en el Preclásico Mundial de Beisbol, es suficiente como para dejar de menospreciar a las selecciones de Europa tales como República Checa, Alemania, Francia y España. Pero me quiero centrar en los checos y alemanes, los dos rivales que se midieron a Nicaragua en la eliminatoria de Mexicali, México.

Los dos equipos europeos perdieron contra Nicaragua en extrainning. Nos hicieron sudar hasta el último suspiro, estando a la orilla de arrebatarnos el boleto a la final que se disputó anoche contra México. Hay dos factores claros del porqué las distancias se han acortado respecto a estas selecciones consideradas no beisboleras y por eso menospreciadas erróneamente.  El primero es que Nicaragua se ha estancado, no hemos avanzado mucho, y el segundo es porque los europeos han mejorado significativamente.

Lo que a ellos les sobra a nosotros nos falta. Y con esto me refiero a logística e infraestructura, también a gente profesional capacitada para desarrollar el beisbol a un nivel más alto del que se juega en Nicaragua. Aún se necesita muchísimo más si se quiere mejorar en competencias como el Preclásico, recursos, mejores estadios, y sobre todo gente de otros países que trabaje en la mejoría del beisbol pinolero.

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus