•  |
  •  |
  • Edición Impresa

El jardinero cubano Dayron Varona aún no comprende cómo es posible que se le haya permitido formar parte del plantel de los Rays de Tampa Bay que viajará rumbo a La Habana para jugar en el Estadio Latinoamericano mañana martes.

Varona es uno de los tantos peloteros cubanos que se sintieron obligados a desafiar las mortíferas aguas del Golfo de México para cumplir con su objetivo de jugar al beisbol en los Estados Unidos. Pero mientras la mayoría de sus compatriotas pasan años y hasta décadas antes de volver a ver a su familia, por una casualidad del destino que incluyó una invitación a los entrenamientos primaverales de los Rays, Varona regresará a Cuba solo tres años después de haber desertado.

“Es algo que todavía, fíjate, llego a mi casa y no lo creo. Estoy sentado aquí y no creo nada de eso”, dijo Varona a ESPN Digital en una entrevista en las instalaciones de entrenamiento de los Rays en Port Charlotte. “Es algo que no creo. Cuando yo me baje en el aeropuerto y llegue a la tierra de Cuba, ese es el momento que lo voy a creer”.

Agradecido

“No sé quién ha tenido que ver con que yo vaya a Cuba”, continuó. “Yo formo parte del equipo de Tampa Bay. Estoy en el entrenamiento de Grandes Ligas. Le tocó precisamente al equipo de Tampa. No sé quién tuvo que ver. No sé. Pero bueno, a quien haya sido, yo le doy muchas gracias”. La semana pasada Varona recibió la noticia de que estaría entre los 34 jugadores de los Rays que viajarían rumbo a la isla caribeña para medirse a la selección cubana en un partido de exhibición. Su primera llamada fue a su madre, quien lo acompañó en aquel aterrador viaje en lancha hace tres años.

  • 3 años han pasado desde que el jardinero Dayron Varona desertó de Cuba.

“La decisión fue muy dura. Es algo que me ha preguntado mucha gente y que yo más nunca en la vida quisiera tocar, jamás en la vida lo haría. Una decisión de un momento de desespero”, dijo entristecido Varona, con la alegría retornando a sus ojos al recordar la conversación con su madre. “Pero se lo digo a mi mamá y tampoco se lo cree. Me dice: ‘Tú estás seguro que te dijeron que sí’, porque no lo creemos”, añadió. “Y tal parece que la que va a Cuba es ella, de la emoción tan grande que tiene, porque ella quiere ayudar a toda su familia. Pero yo le digo: ‘Mami, yo voy a jugar a la pelota’. Ella quiere que yo lleve de todo para toda Cuba”.

Todos los peloteros de los Rays que viajarán a Cuba en representación de Major League Baseball están en el plantel de 40 jugadores del equipo, excepto Varona, quien firmó un contrato de ligas menores con Tampa Bay el año pasado y recibió por primera vez una invitación al campamento primaveral.

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus