•   París  |
  •  |
  •  |
  • AFP

El primer ministro francés, Manuel Valls, y la UEFA descartaron este miércoles todo aplazamiento o cambio en la Eurocopa-2016 de Francia (10 junio-10 julio), que no sufrirá cambios y los partidos se jugarán con público, porque sería "ceder" ante los terroristas tras los atentados de Bruselas y París.

El pasado 13 de noviembre, el Stade de France, donde se jugaba un amistoso entre Francia y Alemania (2-0), fue uno de los blancos de los atentados que se saldaron con 130 muertos. ¿Habría que, tras las escenas de horror del martes en Bruselas, cancelar el evento deportivo, que podría atraer a 2,5 millones de espectadores a los estadios y 7 millones a las 'fan-zones'?

"No, eso sería una derrota. Sería ceder ante los terroristas. Nos hacen falta estos eventos deportivos. Lo único es que se tienen que celebrar en las mejores condiciones", señaló Valls este miércoles en la radio Europe 1.

Con la COP 21 sobre el clima al final de 2015, Francia "demostró" que podía "acoger grandes eventos". "Y vamos a seguir demostrándolo", añadió Valls.

"No podemos pensar que un incidente sea cual sea pueda cancelar una competición tan importante. Toda Europa está pendiente, nadie está fuera de peligro", insistió por su parte el presidente de la Federación Francesa de Fútbol, Noel Le Graet, el martes.

Para garantizar la máxima seguridad, ¿habrá que recurrir a alguna medida extrema. Como podría ser jugar partidos a puerta cerrada, sin aficionados?

"Confiamos en que se tomarán todas las medidas de seguridad para organizar una Eurocopa segura y festiva y por ello no está previsto celebrar partidos a puerta cerrada", aseguró a AFP Pedro Pinto, portavoz de la UEFA.

Esta duda surgió después de que el vicepresidente de la UEFA, Giancarlo Abate, no fuera del todo preciso el martes cuando le preguntaron sobre el tema en la emisora Radio 24.

"Desde un punto de vista técnico, el riesgo de jugar a puerta cerrada existe porque hablamos de una competición en la que se deben disputar los encuentros", aseguró Abate. "No se pueden aplazar partidos a otra fecha. Pero, parece que por ahora las prioridades son otras", añadió.

Abate fue más preciso este miércoles en la Gazzetta dello Sport. "No hay una situación estructural que haga que (la UEFA) piense en disputar la Eurocopa a puerta cerrada. La UEFA quiere que se juegue. Los partidos de fútbol sin afición no son verdaderos partidos de fútbol", aclaró el directivo.

El ministro del Interior francés, Bernard Cazeneuve, lo corroboró el martes. Para "resistir ante el terror", el dispositivo de seguridad en torno a la Eurocopa-2016 no tendrá precedentes.

Las 'fan-zones', donde se reúnen los aficionados fuera de los partidos para ver los encuentros, estarán bajo una estrecha vigilancia. Habrá cacheos sistemáticos al entrar, una posible detección de objetos metálicos, la participación de los servicios de artificieros y la instalación de sistemas de vigilancia por vídeo en estos lugares que podrían acoger entre 10.000 y 100.000 personas.

Sobre la responsabilidad de las ciudades anfitrionas que recurrirán a empresas privadas, los dispositivos para estas áreas y el centro de las urbes rondará los 17 millones de euros, según Alain Juppe, alcalde de Burdeos.

La seguridad en los estadios, los lugares de concentración de los equipos, los hoteles oficiales y los centros de prensa, dependerán de la UEFA, que desplegará en estas zonas cerca de 10.000 agentes de seguridad privada, es decir, un 7% más que los que estaban previstos antes del 13 de noviembre de 2015.

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus