•  |
  •  |
  • ESPN

Andre Ward demostró que la inactividad no le ha hecho mucha mella.

El californiano apodado ‘Son of God’ superó al cubano Sullivan Barrera por decisión unánime tras 12 episodios en peso semicompleto, y ante un gran ambiente en la Oracle Arena de su natal Oakland, California, quedó listo para retar al tricampeón del mundo Sergey ‘Krusher’ Kovalev.

En duelo de invictos, Ward finalmente conservó ese status al llevarse tarjetas de 117-109, 119-109 y 117-108, y mejoró así su balance a 29-0, con 15 nocauts, mientras que Barrera se quedó con 17-1 y 12 nocauts. Ahora contenderá con el ruso por los cetros de la OMB, AMB y FIB.

Lo necesario

Esta vez Ward no brilló como hizo en su pleito pasado ante Paul Smith y al final aceptó que no había hecho lo que había planeado, mas destacó también que aun así le había dado su talento para salir con la victoria ante su gente, incluyendo la estrella de la NBA, Stephen Curry.

Apenas abrió la pelea se dejó ver un poco la tónica de la misma, con un Barrera yendo al frente, ambos jabeando y Ward contragolpeando, aprovechando sus veloces combinaciones. Al segundo apenas un par de cruces notables, pues tanto Ward como Barrera se dedicaron a jabear constantemente sin tirarse a matar, lo cual dejó constancia de la buena técnica que ambos peleadores poseían en el ensogado.

En el tercero, finalmente Ward puso orden. Con un gancho de izquierda a la zona parietal, el californiano mandó a la lona a Barrera, quien se paró casi sorprendido por la forma en que había ido al tapiz. Andre fue ganando entonces confianza y se notó en cada minuto en el ensogado.

Con buena defensa, mejor que la de Barrera, un jab preciso y contragolpes veloces, el ‘Hijo de Dios’ fue maniobrando como quería sobre el ring, aunque siempre pendiente de lo que hiciera el cubano, quien no dejó de ir al frente pese que a poco a poco el peligro se incrementaba.

Cierre intenso

Barrera no dejó de insistir y tuvo algunos momentos. En la esquina Abel Sánchez le pedía a Sullivan no dejara que Ward impusiera el ritmo, pero pese a sus intentos, no fue nada fácil para el isleño contrarrestar el estilo del californiano.

En el octavo, Barrera volvió a visitar la lona, pero esta vez tras un golpe bajo por el que le descontaron un punto a Ward. La pelea comenzó a ensuciarse, Barrera se quejó de golpes bajos y para el décimo ya Ward tenía un corte en la ceja izquierda.

Sabedor de que las cosas no habían funcionado como esperaba, se lanzó Barrera al todo o nada, y ciertamente conectó algunos fuertes impactos a las zonas blandas del local, pero siempre tuvo respuesta e incluso, ya en el último round, se dio el lujo Andre de meter algunas fuertes combinaciones para amarrar el combate.

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus