•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

Son las 8 de la mañana, resta media hora para que inicie el entrenamiento de los Tiburones de Granada en el Estadio Roque Tadeo Zavala. En el terreno ya está Everth Cabrera haciendo ejercicios de calentamiento y cogiendo roletazos.

El exGrandes Ligas, acostumbrado a un adiestramiento más profesional con grama de seda, como estaba acostumbrado en San Diego y Baltimore, ahora entrena en un campo sin mucho color, con el césped alto, no hay una arenilla brillante, solo un poco de tierra aplanada en el infield; entre el campo corto y los jardines está Everth con su cabello largo, vestido de camisa deportiva manga larga color rojo y pantalón gris, tratando de recuperar el tiempo perdido y la forma física de un atleta élite.Everth Cabrera.

Los últimos meses para Cabrera no han sido fáciles. En noviembre fue internado en el Hospital Psiquiátrico de Managua por comportamientos fuera de lugar, causados por sus problemas con el alcohol y las drogas. A inicios de este año tomó el valor de reaparecer en público en uno de los partidos de la final en la Liga Profesional, algunos aplaudieron su gallardía, otros lo criticaron, físicamente no lucía bien.

Cuatro meses después del episodio de noviembre, Cabrera se integró a los entrenamientos con los Tiburones de Granada para jugar en el Campeonato “Germán Pomares”, en su cuerpo ya se ven los cambios, no tiene sobrepeso. Reconoce que no todo ha estado tan bien en este tiempo, acepta que dio un mal ejemplo a los chavalos que lo admiran como pelotero y aseguró que se realizará los exámenes de orina (dopaje) y psicológico que la CNBS le exigió para que pueda jugar en el torneo.

¿Cómo has estado desde noviembre del año pasado tras aquel episodio en el hospital psiquiátrico?

Pues para decirte que bien, bien, no.  Tomé un tiempo para desconectarme del beisbol y dedicarme a algunas cositas, me distraje con algunos negocios personales, ahora gracias a Dios estoy enfocado en mi beisbol, empezando de cero, porque prácticamente es una etapa nueva para mí, el empezar a batear a la derecha.

Fuiste valiente al aparecer en público después de tu problema sin haber pasado mucho tiempo... ¿Cómo te sentiste? ¿cómo has percibido el trato de la gente? Unos te han apoyado, otros te critican.

Me tiene sin cuidado que la gente piense que Everth Cabrera cayó en un vicio, o que Everth anda de vago, anda haciendo cosas que no son, eso no me interesa. En lo de valiente, siempre he sido así, enfrentar mis problemas y no correrme, porque si me le corro los vuelvo a hacer. Si los enfrento hay una posibilidad de no volverlos a cometer.

¿Por qué decidiste jugar en el “Pomares”? Inicialmente tenías pensado no tener acción este año para descansar.

Tomé la decisión de empezar a batear a la derecha. El Pomares es buena liga para mí, tengo 13 años de no batear a la derecha contra un pitcher del mismo lado, es algo nuevo para mí, voy a trabajar al cien por ciento, enfocado y a ver qué se saca de ese nuevo paso.

La Comisión de Beisbol Superior ordenó que te hicieras dos exámenes (orina y psicológico), de lo contrario no te dejarían jugar ¿Qué te pareció la medida, cómo la tomaste, te pareció lógica?
Claro, es una lógica si hay una persona que se anda metiendo marihuana en un deporte como el beisbol. Estuve dando un mal ejemplo a los chavalos, esa es la realidad, lo acepto. Todo el mundo se equivoca, todos están propensos a caer en los vicios, acepto la realidad y la medida de la prueba, tienen que tomarla, ojalá y la sigan haciendo en este beisbol, que veo va mejorando poco a poco.

Ellos (Comisión) dijeron que tenías que confirmar si te las hacías antes del viernes. ¿Ya se lo has comunicado al equipo que si te vas a hacer las pruebas?

Claro que sí, para estar listo el viernes.

¿Estás metido en algún plan de rehabilitación?

Mi plan de rehabilitación es acercarme a Dios mentalmente y darle mi corazón a él. Empezar a jugar, ocupar mi mente en el beisbol, trabajar extra, me gusta aprender, preguntar, pienso que de eso uno poco a poco va saliendo del alcohol y las drogas.

"Todo el mundo se equivoca, todos están propensos a caer en los vicios, acepto la realidad y la medida de la prueba, tienen que tomarla”.  Everth Cabrera,
BEISBOLISTA.

¿Quiénes están detrás de vos? Apoyándote, respaldándote, me imagino que tu mamá debe ser la primera que ha estado allí siempre.

Mis padres, mis primos, amigos que empezamos una infancia al irme y ahora que regreso, estoy viendo quiénes son los verdaderos amigos.

También vi que fuiste a Miami hace poco, te reuniste con tu esposa, tus hijos. ¿Cómo estuvo eso?

Tremendo, es algo emocionante, esa es la parte que como ser humano que como padre te llena el corazón de gozo y de decir: “Quiero darle un mejor ejemplo a mis hijos, quiero ser un mejor papá”.

¿Qué has hablado con tu esposa? ¿Ha estado apoyándote siempre?

Sí, en algunas partes, porque a veces las esposas te apoyan y te desbaratan (se carcajea), esa es la realidad.

Cuándo decís que te desbaratan, ¿a qué te referís?

(Ríe) Vos sabés que son jodedoras las esposas, cuando uno se empieza a portal mal se ponen necia y te joden la mente prácticamente. Y no saben lo difícil que es este juego, esa es la parte complicada de un jugador profesional. Soy de las personas que si me voy de 4-0, no me voy contento a mi casa, no llego sonriendo. Quiero encerrarme, ver videos y dormir, me entendés. Son cosas que en el beisbol es difícil, cuando empiezas a ser padre y esposo, tenés una carrera extra, ahora para terminar tu carrera con los dos, es complicado.

¿Es cierto que la Federación Nicaragüense de Beisbol te ofreció un plan de rehabilitación en Cuba y no aceptaste?

No acepté la rehabilitación, no quise ir. No quise que siguieran haciendo y poniéndome en la situación que no lo soy. Empezando el problema del 2013 cuando la suspensión de 50 juegos, fui el único pelotero que dijo la verdad y nunca me protegió la MLB ni la supuesta Asociación de Peloteros que está para apoyarnos a nosotros.

En el 2014 salió que Everth Cabrera fue el agresivo, no fui yo, fueron ellos (la Policía). En la noticia sale una cosa porque soy Cabrera y ellos la autoridad en la frontera con San Diego. Pero no dicen cómo me tiraron al suelo, no dicen que casi me arrancan el cuello, no dicen que me pudieron haber matado y decir que fue un accidente y muerto está Cabrera. Eso no lo ponen ellos allí, claro como soy figura pública hasta se reían y me sacan de San Diego por eso.

¿Cómo voy a batallar con la Policía de Estados Unidos? ¿Cómo voy a pelear con la MLB? Allí solo Alex Rodríguez que tenía billetes para pagarle a los abogados. Eso nunca lo dicen. Me siento bien aquí. Que mucha gente que tiene ambición por ir a Estados Unidos por el sueño americano, yo no soy de sueño americano, me acostumbro donde sea. No soy de que tenga que rogarle a ningún país.

¿Hablaste con Nemesio Porras directamente sobre ese ofrecimiento?

Sí, hablé con ellos que no quería ir. No fue por mal portado, no quería ir y a un ser humano se le tiene que respetar la decisión aunque sea figura pública.

¿Qué es lo que más te ha molestado de todos estos problemas?

La verdad lo que más me molestó fue la suspensión. Con eso, la MLB conmigo se selló. Si ustedes se ponen a ver ahora la MLB viene aquí porque Nicaragua está abriendo ojos en el beisbol. Pero que alguien les diga la verdad de lo que es un negocio, ese seré yo quedándome aquí. Muchas veces se aparecen diciendo que ayudarán poniendo Academias porque se quieren quedar con el mercado del beisbol, porque saben que tenemos habilidades.

¿Cuáles son tus planes para este año?

Principalmente jugar en el Pomares y estar en la Liga Profesional con Granada. Esperaré qué oportunidad sale, a ver qué me dice mi abogado. El primer paso es jugar. Hay pocas posibilidades que vaya allá-Estados Unidos-, ambición de jugar en Grandes Ligas tengo, pero eso que sucedió en el 2013 no se me sale de la mente, tengo rabia y me conozco, si voy allá ya fácil me involucro en otro problema, mejor no.

Hace unas semanas se mencionó que los Cardenales de San Luis tenían interés en vos. ¿Hubo algún acercamiento?

Sí, salió el interés de Miami y San Luis. Estoy poniéndome listo, hablé con mi abogado, le dije que ellos tomaran en cuenta que ahora seré un nuevo pelotero bateando a la derecha. Estoy emocionado con el swing que estoy consiguiendo, veremos qué sucede.

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus