•  |
  •  |
  • Edición Impresa

Segunda jornada de cuartos de final del Masters 1000 de Miami, luego de las victorias de Novak Djokovic y David Goffin. En primer turno, Kei Nishikori se recuperó, levantó cinco match points y le ganó a Gael Monfils en tres sets para avanzar por segunda vez a semifinales en este torneo, mientras que espera rival del choque entre Milos Raonic y Nick Kyrgios.

Tras un flojo arranque, con más errores de los habituales en un sólido jugador de fondo como él, Nishikori vio cómo se le escurrió el primer set, pero tuvo presencia y calidad para revertir la historia, más allá de estar contra las cuerdas, e imponerse 4-6, 6-3 y 7-6 (3). Lo sacó adelante con inteligencia, con la mentalidad de un gran jugador.

Sigue fuerte

Así, el japonés pasó a su séptima semifinal de nivel Masters 1000, repitiendo lo hecho en Key Biscayne en 2014. El nipón soportó 14 aces del francés, quien sufrió mucho las altas temperaturas y se fue desdibujando en el segundo set y la primera mitad del último, cayendo en esa inconsistencia propia del ex-Top 10. Pero renació el galo con un quiebre en el octavo juego para igualar 4-4.

Enseguida, Monfils se puso 40-0, igualó su rival, hasta que el gran saque le dio vida y tomó ventaja de 5-4. En minutos, Nishikori sufrió muchísimo al sacar 0-40, pero tuvo audacia para arriesgar, siendo muy agresivo y levantó cuatro puntos de partido. Ya con desventaja de 5-6, el japonés quedó otra vez a un punto de la derrota, pero pudo nuevamente salir airoso. Ya en el tie break, remató su primera chance y selló un triunfo durísimo, ante un sol implacable.

El Nº6 del mundo mostró su categoría y su mejor presente, concretando tres de las cuatro chances de quiebre, mientras que el galo aprovechó apenas tres de las nueve que tuvo en el encuentro.

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus