•   España  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

Ni el más optimista hincha costarricense se hubiera imaginado que, a estas alturas de la temporada, Keylor Navas sería uno de los pocos realmente indiscutibles en el Real Madrid. Pero el tico, partido a partido, ha ido ganándose un lugar entre los porteros más en forma en todo el mundo. ayer lo volvió a demostrar en el escenario más hostil y complicado posible: el Camp Nou, lleno de mística tras el fallecimiento de Cruyff, y a la vez arropado por las inmensas actuaciones que venía mostrando el Barsa.  

Keylor no tuvo que detener un vendaval de remates a su portería, sino que, como portero de equipo grande, estuvo siempre cuando tuvo que estar y, sobre todo, cuando el pequeño zurdo argentino --que tanto ha hecho sufrir a los madridistas-- intentó pintar otro cuadro grandioso. A los 54', Leo Messi soltó un remate, medio vaselina medio pase a la red, que el centroamericano sacó a mano cambiada, desde la escuadra, como un felino. Una vez más, Keylor salvaba al Madrid.

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus