•  |
  •  |
  • EFE

El Real Madrid fulminó la racha de 39 partidos invicto del Barcelona, con un triunfo en el Camp Nou cimentado en su imagen compacta de equipo, con más solidaridad que nunca en labores defensivas, el planteamiento de Zinedine Zidane y la brillantez individual de Keylor Navas, Marcelo o la mayor pegada de la BBC que la MSN.

Las claves del triunfo madridista en el Clásico fueron:

1. Solidaridad defensiva: sin existir una presión alta, la BBC sí que se exprimió en esta ocasión en labores defensivas, especialmente sacrificados Cristiano Ronaldo y Gareth Bale cuando el Real Madrid necesito contención. Se vio al portugués porfiar una pelota en su propia área en una carrera con Jordi Alba y al galés realizar ayudas para desfigurar la imagen de Neymar o tapar las posibles incorporaciones de los laterales azulgranas.

2. Planteamiento de Zidane: le ganó la partida el técnico francés a Luis Enrique. Aunque en la víspera advirtió que no modificaría la idea de juego de su equipo y que saldría a ser protagonista, el planteamiento fue más similar a las propuestas con las que José Mourinho frenó al mejor Barça de la historia que a las de Carlo Ancelotti. Se replegó bien el Real Madrid, aguantó en pie los momentos de dominio barcelonista y esperó su momento para minimizar a su eterno enemigo, aprovechando los espacios y desplegando la letal velocidad de sus jugadores ofensivos en rápidas transiciones.

3. Unión para superar la adversidad: hubo dos factores que pudieron ser decisivos pero que los jugadores del Real Madrid superaron con unión y carácter. Hizo falta para remontar el tanto de Piqué cuando muy pocos podían pensar en una reacción de un equipo que esta campaña no ha dado la talla en los grandes duelos de la Liga y con la dificultad añadida de hacerlo en el Camp Nou. Pero el gol extrañamente anulado a Bale, primero, ni la expulsión de Sergio Ramos, impidieron el golpe final.

Te interesa: Piqué pide "tranquilidad" tras derrota en el Clásico

4. La seguridad de Keylor Navas: comenzó el costarricense la temporada a un nivel excelso, mostrando su fuerza psicológica tras lo ocurrido en el intento de fichaje de David de Gea. Tras un momento de menos brillo pero siempre regular, en 2016 ha vuelto a ser salvador con la mejor de sus versiones. Un factor decisivo. Realizó dos paradas brillantes, a Rakitic y Messi. La última, un toque sutil rumbo a la escuadra ante el que voló, es una de esas paradas que da puntos. Su presencia da tranquilidad a la zaga y aumenta la confianza del equipo.

5. El factor Marcelo: es el lateral más desequilibrante del mundo y lo volvió a demostrar en el Camp Nou. Apenas asomó por ataque en el primer acto pero cuando el Real Madrid necesitó su mejor factor sorpresa, ahí estaba Marcelo para aportarlo. Se liberó de cualquier marcaje y cada una de sus incorporaciones generaron el caos en el dibujo azulgrana. Con su equipo en la lona, lo levantó y empujó al triunfo con una jugada muestra de su clase. Llegó hasta área rival en su subida, pisó la pelota como si de fútbol sala se tratase y diseñó la acción del tanto del empate.

6. El triunfo en la pegada de la BBC sobre la MSN: Se enfrentaban posiblemente los dos mejores tridentes ofensivos del mundo y salió victoriosa la BBC. No fue el mejor día de Messi, con pocos espacios para desatar su fútbol, Suárez que falló lo que un matador nunca perdona y Neymar alejado de su fantasía. Sin embargo Bale no paró de luchar y lanzar pulsos en carrera a sus rivales aunque le anulasen su cita con la gloria en un tanto legal; Benzema encontró el premio a su labor cazando una chilena con la iguala la mejor de sus marcas goleadoras en una temporada (21 tantos); y Cristiano Ronaldo volvió a silenciar a sus críticas marcando a un grande, su décimo tanto en donde más puede disfrutar, el Camp Nou. 

Relacionado: Del miedo a la audacia

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus