•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

Mientras escribo estas líneas, los poderosos, destructivos y usualmente inspirados Warriors de Golden State, estaban enfrentando en noche de domingo a Portland en la Oracle Arena, un escenario que solo los ha visto perder una vez en la presente temporada, y fue el viernes ante los Celtics. Un disparo largo e incómodo de tres puntos fallado por Stephen Curry casi sobre el silbato, hubiera forzado el empate 109-109 estirando el suspenso a tiempo extra, pero el “as” cerró sus ojos y frunció el ceño.

Mucho respeto por los Spurs

Intentando jugar arañando la perfección, los Warriors enfrentan dos veces en este trayecto final, sin ver peligrar su liderazgo en la Conferencia del Oeste, a los temidos Spurs de San Antonio, equipo que los ha obligado a un cambio de golpes de diferente manera, amordazándolos en su último enfrentamiento, limitándolos a menos de 80 puntos, algo humillante para quienes acostumbran elevarse entre 120 y 130 puntos. Precisamente en el primer duelo, los Warriors se impusieron 120-90, una diferencia sorprendentemente amplia.

  • 72 victorias fue la marca que lograron los Bulls de Chicago en 1996.

El técnico de los Warriors, Steve Kerr, como compañero de Michael Jordan, perteneció al equipo de los Bulls que impuso la marca de 72, y ahora, desde el banquillo, quiere hacer historia. El balance de los Warriors es 68-8 antes de medirse con Portland. Se da por un hecho que se convertirán en apenas el segundo equipo de la historia en alcanzar los 70 triunfos, una pretensión que compartían con los Spurs, actualmente con 64-12, necesitados de un recorrido perfecto, 6 triunfos, para llegar a los 70, un toque de distinción, sin récord.

Curry y Thompson pierden ritmo

Dos problemas ofensivos han afectado a los Warriors, y es que sus dos francotiradores, Curry y Klay Thompson, han visto decrecer su ritmo de anotación, tanto, que la posibilidad de ver a Curry registrar un promedio superior a los 30 puntos, se tambalea, y uno piensa que no lo conseguirá, a menos que ensaye una de aquellas arremetidas que tenemos un buen rato de no ver, y que lo aproximan a los 50 puntos. Desde siempre, la presión ahoga, sobre todo cuando el desgaste de un esfuerzo exprime-huesos pasa factura. El verdadero drama es para Kerr, quien debería estar dosificando el esfuerzo de su equipo por encima de la atracción que significa atacar una marca. 

Warriors y Spurs, una probable final de Conferencia, se miden dos veces entre el 7 y el 10 de abril, con la expectación del planeta baloncesto encima de ellos. Las figuras cumbres de San Antonio, que son ahora Kawhi Leonard y LeMarcus Aldridge, se agigantan con el respaldo de los veteranos Tony Parker, Manu Ginobilli y Tim Duncan, en tanto, los de Oakland cuentan con Draymond Green, Adrew Bogut, Harrison Barnes y Andrew Bogut, con Iguodala completando su recuperación. 

La persecución de la marca y la rivalidad cultivada entre estos dos equipos ha ocultado las batallas por avanzar a los Play Offs de tantas escuadras en pie de guerra.

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus