Haxel Rubén Murillo
  •   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

El que Everth Cabrera haya decidido jugar en el Campeonato de Beisbol “Germán Pomares” es un premio para todos. Gana el jugador porque el torneo le ayudará a recuperar su nivel y enfocarse en el deporte que lo llevó un día a las Grandes Ligas; ganan los aficionados porque tendrán la oportunidad de ver a un exligas mayores; gana el periodismo porque cualquier noticia en torno al pelotero puede significar una portada de interés para los lectores, pero el más ganador, sin duda, es el Campeonato.

Yo, al igual que muchos, no creo que la Comisión tuviera una mala intención con Cabrera al mandarlo a hacerse exámenes de orina y psicológico para valorar en qué estado se encuentra. El resultado final fue positivo, el pelotero mostró disposición, algo que nos alegra a todos; valió la pena la medida. 

El campeonato gana muchísimo con la presencia de Everth. El interés crece, la gente llegará más a los estadios cuando juegue Granada, no hay duda de que Cabrera significa un personaje taquillero para los equipos rivales y también sale ganando la televisión, porque obviamente habrá aficionados pendientes de la transmisión cada vez que transmitan desafíos de los sultanecos.

Lo que sí no debemos olvidar, es que aunque Cabrera sea una figura pública, merece respeto como persona en los estadios.

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus