Erick Martínez M.
  •   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

Los Leones de la Alcaldía de Managua decapitaron de forma impresionante a los Guachipupas en la fase semifinal del Torneo Nacional de Baloncesto Masculino Carlos Ulloa In Memóriam 2016, saliendo de la tumba y mostrando la verdadera dentadura, en dos juegos vibrantes.

El fin de semana reciente en la duela del parque Luis Alfonso Velásquez Flores los “Guachi” tuvieron a punto de estrangular a los felinos, pero los Leones, de forma impresionante, enfurecieron y le sacaron de la bolsa los dos triunfos a sus rivales con marcadores de 85-71 y 77-76, este último dándole vuelta al marcador en los últimos nueve segundos del duelo, que les valió para clasificar a la final del torneo. La serie estaba pactada a tres desafíos.

“Fue un partido bien difícil, siempre mantuvimos el entusiasmo. Estábamos claro que debíamos luchar siempre, a pesar de que estuvimos abajo en el marcador, pero el empate en los últimos segundos nos hizo mantenernos en la pelea”, aseguró Róger Muñoz, pívot de los Leones, quien reconoció que el tiro de tres puntos de Denxel Moody les devolvió la ferocidad a los felinos. 

En los dos enfrentamientos Moody logró aportes sustanciales, fue clave en las asistencias y sumó 31 puntos, siendo clave en el choque que clasificó a la final a su equipo.

El experimentado jugador de los Guachipupas Noel McKenzie tuvo una gran actuación sobre el aro contrario al anotar 62 unidades, pero al final no fueron suficientes en la serie. 

Alvin Camacho, técnico de los “Guachi”, lamentó la eliminación, pero reconoció el buen nivel de su rival. “Considero que los Leones tenían una gran ansia de ganarnos y se impusieron ante los mejores, porque teníamos a Noel en la cancha; lastimosamente no tuvo mucho respaldo”, afirmó Camacho. 

Empañada

El sábado, en la otra serie semifinal, Jinotega se impuso con marcador de 95-79 en el primer desafío de la serie. El domingo, el enfrentamiento se desarrolló de manera normal hasta los primeros minutos del tercer período, cuando La Trinidad ganaba de local 51-45 a los jinoteganos. Pero un altercado entre las barras obligó a suspender las acciones del juego. 

Ahora el caso queda en manos de la comisión técnica, que emitirá una resolución. Lo cierto es que el juego continuará, porque el pleito se originó en las graderías y no en la duela.

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus