•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

Cheslor Cuthbert y Juan Carlos Ramírez han sido los últimos nicaragüenses en llegar a las Grandes Ligas, pero no han podido consolidar sus carreras y han estado en el Mejor Beisbol del Mundo tan solo como efímeros visitantes. Ah, eso sí, permanecen en pie de guerra, y ahora les tocará de nuevo comenzar a fabricar su proyección desde los equipos Triple A de sus respectivas organizaciones. Mañana inicia la temporada regular de las Ligas Menores de Beisbol, con Cheslor y JC asumiendo el reto de provocar asombro, para catapultarse hacia la cúspide del Beisbol.

Ambos estuvieron en los entrenamientos primaverales, pero ninguno convenció ni mostró lo suficiente para estar en el róster de 25 peloteros con los que sus equipos ya iniciaron su participación en la temporada 2016 de la MLB. No hicieron números convincentes, por ejemplo, JC, como parte del bullpen de los Rojos de Cincinnati, participó en siete partidos, lanzando ocho episodios, permitiendo cinco carreras limpias, otorgando una base y ponchando a ocho rivales, registros que le permitieron alcanzar una efectividad de 5.63.

Por su parte, Cheslor participó en dos encuentros como tercera base de los Reales de Kansas City, llegó en seis ocasiones al cajón de bateo, conectó dos imparables, anotó una carrera, se robó una almohadilla y bateó para .333.

¿Quién primero?

En los cálculos está que ambos deben volver a las Grandes Ligas en esta temporada, sobre todo cuando llegue el momento en el que los róster de los equipos sean ampliados.  Pero abriendo la puerta a la posibilidad de que pueden  ser llamados antes de ese momento, la duda es, entonces, quién de los dos arribará primero a la cima de la montaña del beisbol. 

Juan Carlos Ramírez tiene mayores probabilidades que Cheslor. ¿Por qué? JC se ha desempeñado como relevista, y su equipo, que para este 2016 perdió a su cerrador figura, el cubano Aroldis Chapman, que ahora milita con los Yanquis,  tiene una rotación joven y un bullpen que no es una garantía. Situación que hace pensar que los Rojos podrían necesitar de los servicios del nica, dueño de una recta muy rápida, en cualquier momento de la temporada. Sin embargo, JC aún no aparece en el róster del equipo Louisville Bats, que es la sucursal de los Rojos en Triple A. Prevalece la incertidumbre, a poco tiempo del inicio de las Ligas Menores.

Por su lado, Cheslor, que normalmente juega la tercera base, se enfrenta a un panorama nebuloso, pues los Reales de Kansas City tienen uno de los infields más solventes de todas las Grandes Ligas, con el gran Mike Moustakas como guardián de la antesala, Alcides Escobar en el short stop, Omar Infante en la segunda y Erick Hosmer en la tercera.  Difícilmente se les ve fallar. No hay lugar para Cheslor, al menos mientras ellos estén ahí.

Antes de la primavera, Cuthbert dijo que estaba ejercitándose  para conseguir mayor velocidad en las piernas, pues sería probado como jardinero, sin embargo, en los entrenamientos primaverales recientemente terminados, no se le vio jugando en tal posición. Claro, Cheslor es un muchacho de futuro, un pelotero que está entre los mejores prospectos de su organización, pero urge que consiga la proyección necesaria para llegar y establecerse en el “Big Show”. A diferencia de JC, él sí aparece en el róster del Omaha Storm Chasers, sucursal de los Reales en Triple A. 

Paseos fugaces

Cuthbert, que debutó el siete de julio de 2015, en su ir y venir en Grandes Ligas, participó en 19 juegos, tuvo 46 apariciones en el cajón de bateo, conectó diez imparables, entre ellos dos dobletes, un triple y un jonrón, con ocho carreras empujadas, cuatro bases por bolas y nueve ponches, para un promedio de 217.

Por su parte, Juan Carlos, en sus efímeros paseos por la MLB con las organizaciones de los Filis de Filadelfia, los Cascabeles de Arizona y los Marineros de Seattle, logró solo una victoria y fue derrotado en tres ocasiones, permitió 55 imparables, le anotaron 36 carreras en 47.2 innings, para una efectividad de 6.42. 

Ambos afrontan este 2016 con el reto de llegar a las Grandes Ligas, establecerse y mejorar los números acumulados hasta hoy.

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus