•  |
  •  |
  • Edición Impresa

Borussia Dortmund y Liverpool empataron a un gol en la ida de los cuartos de final de la Europa League, en el regreso del técnico Jurgen Klopp al Westfalenstadion, que lo recibió con una gran ovación.

Los ingleses se adelantaron con un tanto del joven belga Divock Origi (36) y el capitán del Borussia, Matts Hummels, empató de cabeza al inicio del segundo tiempo (48).

En el regreso de Jurgen Klopp, ahora entrenador del Liverpool, a Dortmund, la afición del Borussia le recibió con una gran ovación cuando entró en el césped del Westfalenstadion.

El técnico germano, que entrenó durante siete temporadas al Dortmund, respondió con aplausos y sonrisas al cariño recibido. “Es un momento especial, muy especial. No puedo permanecer insensible”, declaró a la televisión el técnico de 48 años, que devolvió al Borussia al primer plano del futbol europeo bajo su dirección, de 2008 al 2015.

En lo puramente deportivo, el encuentro fue mucho menos emocionante, sobre todo, en el primer tiempo. Ambos equipos parecían temerse y no fue hasta cerca de los 20 minutos de juego cuando se decidieron ir al arco contrario con algo de peligro.

Primero Marco Reus, con un disparo que despejó un defensa inglés (17) y después el central croata Dejan Lovren, que no llegó a cabecear una falta lanzada por James Milner (21), fueron los encargados de romper las hostilidades.

Efectividad inglesa

Sin embargo, fueron los Reds quienes se mostraron más efectivos. Milner peinó un pase largo, que se convirtió en un pase en profundidad para el joven belga Divock Origi, que se adelantó a la defensa germana y batió mediante disparo raso y cruzado a Roman Weindenfeller (36).

El Dortmund acusó el golpe y el Liverpool a punto estuvo de aumentar la diferencia, pero Origi falló un mano a mano con Weindenfeller (45+3).

La reacción germana llegó tras el descanso. En un córner, el armenio Henrikh Mkhitaryan centró al área y el capitán del Borussia Hummels se adelantó a la defensa red para lograr el empate de cabeza (48).

Pese al gol encajado, el Liverpool reaccionó bien y el brasileño Philippe Coutinho tuvo una doble ocasión para marcar, pero en ambas intervino con acierto Weindenfeller (50).

El Borussia buscó el gol que al menos le diese la victoria parcial, pero sin volcarse sobre la portería contraria, consciente de la peligrosidad de los ingleses a la contra.

Así, sin tomar demasiados riesgos, unos y otros dejaron la resolución de la eliminatoria más atractiva de los cuartos de la Europa League para dentro de una semana en Anfield.

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus