•  |
  •  |
  • Edición Impresa

La fase de preparación del mejor peleador libra por libra del mundo en la actualidad, el nicaragüense Román “Chocolatito” González, está en la recta final. El pinolero se encuentra reconcentrado en Costa Rica entrenando para su combate contra el puertorriqueño McWilliams Arroyo en Inglewood (California, Estados Unidos).

La cita de González contra Arroyo será el próximo 23 de abril, donde el número uno del mundo salta como favorito; sin embargo, Román siempre muestra respetos por sus oponentes

“El muchacho es bueno (Arroyo), tiene lo suyo, al igual que yo tengo lo mío. Imagino que le ha dado importancia a la pelea. No hay rival pequeño”, aseguró el pugilista pinolero al periodista Carlos Alfaro, de Tu Nueva Radio Ya.

“Chocolatito” se ha dedicado a adquirir la mejores condiciones físicas y, sobre todo, mantener el peso bajo control para llegar el día del pesaje en el punto y así poder defender su cetro mosca (112 libras) avalado por el Consejo Mundial de Boxeo (CMB), ante un rival que tuvo una larga y exitosa trayectoria en el boxeo olímpico.

HAY QUE CUIDARSE

“En el boxeo lo más difícil es bajar de peso, siempre lo he dicho. Lo importante es que estoy trabajando en eso con mi equipo y esperamos que todo salga bien”, aseguró el mejor peleador del planeta.

La fama, el dinero y la diversión vuelven loco a cualquiera, y lo cambian de una u otra manera; no obstante, para González es pasajero.

“Gracias a Dios me llevó a estar como número uno del mundo, es una bendición que hemos logrado con mi equipo de trabajo. No hay que tirárselas (presumir), me siento contento hasta donde he llegado”, mencionó Román.

Por su parte, Arnulfo Obando, entrenador del pequeño destructor de los pesos pequeños, expresó: “Uno no puede menospreciar a ningún rival. Nos esforzamos en dar el todo por el todo para que Román llegue en las mejores condiciones, pero el punto lo pone él con su entrega y disciplina en los entrenamientos”.

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus