•  |
  •  |
  • Edición Impresa

Creo en la remontada del Real Madrid por varias razones: tiene el armamento y la capacidad requerida para ejercer un acoso permanente sobre el Wolfsburgo, sin duda, un factor que será clave para asustar y meter miedo; debe ganar la batalla por prevalecer en el medio campo, con o sin James, aunque me parece que el colombiano podría ser titular en busca de asegurar más presencia de apoyo en el área y buena proyección viniendo desde atrás, juntándose con Modric; tiene al tico Keylor, un arquero seguro en todos los aspectos, excelente en el anticipo y los cierres, firme entre los postes; cuenta con Cristiano, quien da la impresión de ser una granada activada moviéndose amenazante por todo el frente de ataque lista para estar explotando; y lo más incidente, es mucho mejor equipo.

DEFENSA PREOCUPA A ZIDANE

Eso también era cierto hace siete días, pero ganó el Wolfsburgo 2-0 y casi hace el tercero en el minuto 89. Incluso en Alemania, el tamaño de la sorpresa no tuvo medida. Ahora, que ese accionar ofrecido por el equipo germano se convierta en una constante, es poco probable. Cuando el Real Madrid en el 2013, en el corazón de las tinieblas, perdió 4-1 como visitante con el flexible y fieramente agresivo Borussia Dortmund, casi remonta en el Bernabéu imponiéndose 2-0 y buscando con desesperación el gol que lo mantendría con vida. Estuvo cerca, muy cerca, convertido desde el propio arranque en un torbellino, no jugando pacientemente, ni recurriendo a lo especulativo.

Este Wolfsburgo, con cuatro fechas sin ganar en Alemania, solo dos goles en ese trayecto, empatado en el octavo lugar con el Ingolstadt 04, no tiene el tamaño de aquel Dortmund, y consecuentemente, se encuentra más expuesto con un armamento menor. Por supuesto, se necesita un mejor accionar defensivo del Madrid y ese debe de ser el principal dolor de cabeza de Zidane, más que las posibilidades de contragolpes que se le pueden facilitar a Schürrle, Draxler y Arnold. Exigir constantes retrocesos de los volantes para resolver problemas reduce la conexión con los artilleros y afectaría seriamente la capacidad de agresión del Real. Espero que eso no ocurra, por las diferencias existentes en recursos humanos y en funcionamiento colectivo.

URGE EL MEJOR CRISTIANO

Benzema está habilitado y Bale listo. Cristiano no estará solo y su furia debe ser contagiosa. Hoy es uno de esos días en que se necesita verlo desplegar todo su poderío físico y llamativa destreza. Si logra llevar al Real Madrid a la conquista de la undécima Champions, estará creciendo frente a la posibilidad de su cuarto Balón de Oro, considerando su ritmo goleador tumba-marcas. El agregado de Modric y quizás James, ambos con excelente manejo del balón y una envidiable visión periférica, debe proporcionar una mayor profundidad en las arremetidas. El 2-0 favorable al Real alarga el partido a tiempo extra; el 3-0, mata al Wolfsburgo; el 3-1 del mismo lado, elimina al Madrid, necesitado de un gol más para sobrevivir; cualquier empate es la muerte para el equipo de Zidane.

Estas son algunas de las posibilidades.

Para el Madrid es el partido-compromiso del año. Salir de la Champions, sin presencia en la Copa del Rey y todavía atrás en la Liga, sería trágico. No creo que falle hoy. El milagroso Wolfsburgo visto en el Volkswagen Arena no volverá a aparecer. Bueno, eso pienso.

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus