•  |
  •  |
  • Edición Impresa

El hondureño Alfredo Hawit, suspendido presidente de la Concacaf y exvicepresidente de la FIFA, se declaró culpable ayer ante la justicia de Nueva York de cuatro cargos en el caso de corrupción de la máxima entidad mundial del futbol, indicó la Fiscalía Federal estadounidense.

En una audiencia ante el juez Raymond Dearie en los tribunales de Brooklyn (sudeste de Nueva York), Hawit aceptó además que las autoridades estadounidenses le incauten 950,000 dólares, según la misma fuente.

Hawit, de 64 años, fue extraditado a Estados Unidos el pasado 13 de enero desde Suiza, donde había sido detenido el 3 de diciembre de 2015, y en un principio se había declarado inocente de 12 cargos en su contra en la megacausa por corrupción en la FIFA, obteniendo la libertad bajo fianza.

Sin embargo, ayer decidió declararse culpable de cuatro cargos: uno por conspiración de asociación delictiva, dos por conspiración de fraude y uno por conspiración para obstaculizar a la justicia por sobornos recibidos a cambio de otorgar derechos de marketing y difusión de torneos de la Concacaf y partidos clasificatorios para la Copa del Mundo de la FIFA.

Hawit podría ser condenado hasta a 20 años de prisión por cada uno de los cargos, de acuerdo con la fiscalía federal estadounidense.

Manos manchadas

Según documentos presentados en el expediente y la declaración del propio Hawit, el también extitular de la federación de futbol de Honduras (Fenafuth) “negoció y aceptó cientos de miles de dólares en sobornos” en 2011 y 2012 a cambio de su acuerdo como presidente de la Concacaf para otorgar a una compañía argentina los derechos de la Copa Oro y la Liga de Campeones de esa entidad.

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus