•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

El tiempo le ha dado la razón a Roberto Arriaza. La decisión de emprender el vuelo a Estados Unidos, en busca de conseguir mejores oportunidades, escapando del estancamiento que significaba quedarse en Nicaragua, ya empezó a rendir sus primeros frutos en la carrera del peleador chinandegano.

Arriaza noqueó al panameño Aristides Quintero a inicios de año en El Salvador, donde realizó su primera pelea a nivel internacional. Con el triunfo se adjudicó el título Fedecentro 147 libras de la Asociación Mundial de Boxeo (AMB), pero más que alzarse con un cetro regional, lo importante fue su ascenso en el ranking del organismo, ubicándose en el puesto número 9.

Tomando en cuenta de que la carrera de Arriaza apenas está empezando, colarse entre los 10 primeros puestos de la AMB es un buen aliciente de cara al futuro. Ahora, el peleador chinandegano pretende retornar a los entarimados el próximo 19 de mayo en una cartelera que organizará Thompson Promotions en Los Ángeles, California, donde Roberto reside desde el año pasado.

Sigue entrenando

“Aún no conozco el nombre de mi rival. Me he mantenido entrenando muy fuerte, aunque debo decir que aunque las condiciones para trabajar son mejor aquí, a veces resulta muy duro porque tienes que tener con qué moverte, salir a caminar a veces se torna complicado. Creo que en la próxima pelea realizaré mi campamento en Nicaragua”, comentó Arriaza.

El enfoque principal para este año es realizar la mayor cantidad de combates posible y obviamente salir airoso en cada uno de ellos. Ganar y ganar le garantizaría acercarse a una oportunidad de título mundial en una categoría tan difícil como las 147 libras, en la que nuestro país cosecha pocos peleadores.  “Estamos trabajando con la mentalidad de pelear tres o cuatro veces en el 2016, después de eso buscaremos un campeonato, Dios primero”, agregó el chinandegano.

  • 11 victorias (10 nocauts) sin derrotas es el récord de Roberto Arriaza en el boxeo profesional.

Arriaza está invicto con 11 victorias (10 nocauts) sin derrotas. Fue campeón nacional en Nicaragua y barrió con todos los pugilistas que le pusieron enfrente. El muchacho tiene una pegada prodigiosa, lo que necesita es pulirse más técnicamente, ganar más velocidad y una dosis de astucia, esa que siempre se necesita para salir a flote en las adversidades que se presentan en el ring.

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus