•  |
  •  |
  • Edición Impresa

El Barsa tendrá que aparcar la decepción y espantar sus demonios para conservar el liderato este domingo, en una jornada en la que recibirá al Valencia agobiado y en la que saltará al césped cuando se haya resuelto el partido del Atlético de Madrid, su verdugo en Europa y primer perseguidor en la Liga.

La reacción del Barcelona, que este miércoles dijo adiós a la Liga de Campeones en el Calderón, es uno de los grandes alicientes de la jornada 33, en la que también será curioso ver debutar como técnico de Primera en el banquillo del Getafe a Juan Eduardo Esnáider.

Colchoneros presionan

El equipo del Cholo Simeone, impulsado por echar al Barsa de la Liga de Campeones, es además el que más le aprieta en Liga. Está a tres puntos y aventaja al Real Madrid. El Calderón le prepara otro gran recibimiento para el partido contra el Granada, que llega apurado y sin mucho margen de error.

Cuando Atlético y Granada acaben será el momento del Barsa. El de Messi, Neymar, Suárez y compañía, que todavía buscan explicaciones. El encadenamiento de errores, en casa, fuera, en Liga y en “Champions”, ha convertido al líder en un equipo desconocido obligado a reaccionar. Esa obligación también la tiene su rival, el Valencia. Los de Pako Ayestarán

  • 3 derrotas en los últimos 4 partidos acumula el Barcelona, que es líder en la Liga.

También en el tramo final de la jornada se jugará el Rayo Vallecano-Villarreal, encuentro también condicionado por el resultado que logren los de Marcelino esta noche en la Liga Europa, aunque están muy firmes en el cuarto puesto de la tabla oteando la Liga de Campeones. El Rayo está tres puntos por encima del descenso, pero un error podría costarle muy caro.

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus