•   Barcelona  |
  •  |
  •  |
  • AFP

El Barcelona sumó su tercera derrota consecutiva en la Liga Española, ante el Valencia (2-1), y el campeonato español toma una nueva dimensión.

Pese a que el Barcelona tuvo ocasiones suficientes para llevarse la victoria, el Valencia le cazó en dos contras en la primera parte, finalizadas por el croata Ivan Rakitic en propia puerta en el 27 y Santi Mina en el 46.

El gol del argentino Lionel Messi en el segundo tiempo (63), su 500º tanto como profesional, sirvió para dar emoción al encuentro, pero Neymar y Gerard Piqué fallaron dos claras ocasiones en el tramo final que podrían haber cambiado el resultado del partido.

Tras las victorias del Atlético contra le Granada (3-0) y del Real Madrid ante el colista Getafe (5-1), el Barcelona estaba obligado a vencer al Valencia si no quería ver peligrar un título que tenía en el bolsillo hace un mes.

Ante el Valencia, siempre peligroso pese a su irregularidad, el Barcelona tenía una dura prueba, sobre todo teniendo en cuenta que aún dolía la eliminación el miércoles en los cuartos de Champions ante el Atlético.

En los primeros minutos, el equipo entrenado por Luis Enrique salió dispuesto a despejar todas las dudas y Luis Suárez, en dos ocasiones (7 y 11) y Neymar (12), tuvieron las primeras ocasiones, pero el arquero brasileño del Valencia Diego Alves respondió bien.

El Valencia avisó a los 17 minutos, con disparo raso desde la frontal de Rodrigo que se marchó pegado al palo, y concretó la sorpresa al filo de la media hora, cuando un centro del brasileño Guilherme Siqueira lo desvió Rakitic al fondo de su portería (27).

Los azulgranas no se vinieron abajo y Messi estuvo a punto de empatar de cabeza, pero Alves volvió a salvar a su equipo (39).

Cazados a la contra

Cuando parecía que el partido llegaría con el 1-0 al descanso, el Valencia cazó al Barça en otra contra y anotó el segundo, por medio de Santi Mina (45+1), en una jugada en la que los levantinos bailaron a los barceloneses con un rondo gigante, el arma habitual del Barça.

El líder de la Liga asedió al Valencia en el inicio del segundo tiempo, ante un rival cada vez más retrasado, y logró abrir el marcador por medio de Messi (63), a pase de Jordi Alba, en el gol 500 en la carrera profesional del delantero argentino.

Rakitic tuvo en sus botas el empate, pero su remate desde el punto de penal lo sacó, con una mano milagrosa, Diego Alves (75).

En los últimos minutos, el Barcelona se volcó sobre la portería valencianista y tuvo un par de grandes ocasiones, a cargo de Neymar, que sacó a córner Mustafi (84), y Gerard Piqué, que disparó fuera cuando se encontró solo ante Alves (90), aunque el Valencia también dispuso de un par de contras para matar el partido (Rodrigo y Paco Alcácer).

El Barcelona, que ha sumado un solo punto de los últimos 12 posibles, ha visto como ha perdido en las últimas semanas su ventaja ante los dos equipos de la capital, que llegó a los 10 puntos sobre el Atlético y los 12 sobre el Real Madrid.

Los tres puntos, por su parte, sirven al Valencia para certificar definitivamente su salvación (11º con 40).

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus